La bajada del IVA y la fiscalidad verde salvarían 400.000 empleos, según Cambridge

Madrid, 19 oct. (EFE).- Una ligera reducción del IVA para incentivar el consumo unida a una serie de medidas fiscales vinculadas a la economía verde podría repercutir en un crecimiento del PIB del 1 % en tres años y salvar cerca de 400.000 empleos en 2023, según un estudio realizado por al Universidad de Cambridge.

El informe publicado este lunes señala que las medidas de recuperación verde en respuesta a la crisis de la COVID tienen mejores rendimientos económicos que un enfoque estándar de estímulo al consumo que busca “volver a la normalidad”.

El estudio apuesta por una ligera reducción del IVA para estimular el gasto de los consumidores pero siempre que venga acompañada de medidas en eficiencia energética, mejora de las redes eléctricas, subvención de la energía eólica y solar, un plan de desguace de coches con subvenciones para vehículos eléctricos y un programa de plantación de árboles.

“Los resultados muestran que una recuperación verde podría salvar 400.000 puestos de trabajo en los próximos tres años, con beneficios para el mercado laboral a largo plazo y que medidas para impulsar el uso de energías renovables y vehículos eléctricos podrían reducir las emisiones de CO2 en un 20 %, en comparación con una línea sólo de estímulo de gasto público”, señala el documento elaborado por Cambridge Econometrics y publicado por We Mean Business y el Corporate Leaders Group de la Universidad de Cambridge.

Según el estudio, las consecuencias económicas derivadas de la crisis que ha provocado la pandemia situarán la tasa de paro por encima del 20 % antes de finales de 2020, por lo que además de medidas verdes que incentiven el mercado laboral se requerirá -apuntan- otras iniciativas a más largo plazo.

El informe aconseja que el Gobierno implemente entre el 2021 y el 2013 un Plan de Recuperación Verde que incluya reducir el consumo energético en un 8 % ofreciendo ayudas del 50 % para la compra de equipos eólicos y solares en las comunidades de vecinos.

También un subsidio que cubra el 20 % del coste que puede suponer que un hogar cambie su vehículo antiguo por otro eléctrico, así como plantar 10.000 millones de árboles en todo el mundo asignados a países según el aprovechamiento que hagan de la tierra y del sector agrícola.

Según este estudio, los mayores beneficios para el PIB en España provendrían del plan de desguace de vehículos para promover los automóviles eléctricos ya que representaría alrededor del 60 % de la subida del 1 % del PIB y el 50 % del aumento de los 400.000 nuevos empleos.

El programa de plantación de árboles aportaría entre el 20 y el 30 % a la economía y al empleo, respectivamente.

Asimismo, la suma del plan de aumento de uso de las energías renovables y de la penetración de los coches eléctricos supondría una reducción del 80 % del total de la disminución de las emisiones de CO2 previstas, en dos años.

Los expertos inciden en que este modelo muestra que las medidas de recuperación ecológica proporcionan impulsos inmediatos y a largo plazo en la economía y en el empleo y con el mismo coste para los gobiernos como el intento de reanudar “las cosas como siempre”, con más gasto público dirigido a incentivar el consumo.

El economista jefe de Cambridge Econometrics Hector Pollitt avisa de que “España sigue siendo uno de los países más afectados por la covid-19 y la recuperación económica podría tardar varios años”.

“Incluso después del confinamiento y la reactivación de la actividad, la recuperación ha sido frágil y está plagada de obstáculos, incluyendo los brotes localizados que han deteriorado aún más las perspectivas ya negativas para la sector turístico, que es vital”, incide el estudio.

Acerca de ProfesionalesHoy 34411 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy