La vuelta a la actividad recupera 569.600 empleos pero también eleva el paro

Madrid, 27 oct (EFE).- La vuelta a la actividad tras el confinamiento se reflejó en el mercado laboral en verano con un fuerte aumento del número de ocupados, 569.600 empleos más en el mejor trimestre de la serie, pero también del paro con 355.000 desempleados más, hasta los 3,7 millones y una tasa del 16,26 %.

Son dos caras de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que refleja una recuperación parcial del mercado laboral entre julio y septiembre, tras un segundo trimestre en el que se destruyeron más de 1 millón de empleos y otro millón de personas pasó a la inactividad: ni trabajó ni pudo buscar empleo.

Precisamente, el aumento de los activos en 924.600 del tercer trimestre es una de las claves para entender cómo puede elevarse a la vez el número de parados y el de ocupados, ya que muchas de las personas que se quedaron sin trabajo durante los meses de confinamiento no pudo cumplir los requisitos para considerarse desempleado en esos meses y ahora sí.

Aun así, aún hay 1,14 millones personas que no han podido buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar.

Otro dato relevante de la EPA de estos trimestres de pandemia de la covid es el número de personas afectadas por un ERTE que, según la metodología de la encuesta, siguen contándose como ocupados y que bajó en verano.

Entre julio y septiembre la cifra de trabajadores afectados por regulaciones de empleo o paros parciales sumó 514.700 frente a los 3,4 millones del anterior.

Desde el Gobierno han señalado que se ha conseguido recuperar “más de la mitad del empleo perdido en el segundo trimestre” y volver a un total de ocupados de 19,17 personas, nivel similar al de la primera mitad de 2018. La recuperación también se nota en el número de horas trabajadas, que creció un 15,1 %.

En cuanto al desempleo, el aumento del tercer trimestre deja la cifra total de desempleados en 3.722.900 y una tasa de paro del 16,26 %, también niveles de principios de 2018.

“La relajación de las restricciones de movilidad permitió la búsqueda de empleo, lo que hizo repuntar los activos y, por tanto, la tasa de paro”, señala BBVA Research, que ve una “recuperación significativa pero incompleta de la ocupación, en un entorno donde los ERTE siguen jugando un papel amortiguador”.

“La definición de la tasa de paro sigue criterios muy rígidos al exigir a la persona estar buscando empleo y disponibilidad para trabajar, algo que se adapta mal a la situación actual”, apunta a Efe el investigador del Centro de Políticas Económicas EsadeEcPol, Carlos Victoria, que recuerda que sigue siendo una incógnita cómo evolucionará el mercado con las nuevas restricciones y qué ocurrirá con los trabajadores que siguen en ERTE.

“Hay recuperación, pero solo parcial y con un horizonte futuro complejo, incierto y preocupante”, añade el investigador del Ivie y catedrático de la Universidad de Valencia Lorenzo Serrano.

En la comparativa anual, el mercado laboral sigue reflejando el duro impacto de la pandemia con 508.500 parados más y 697.500 ocupados menos, a la espera de un cuarto trimestre que va a estar muy marcado por los rebrotes.

“El mantenimiento de las medidas de flexibilización y el apoyo público a los ERTE permite seguir amortiguando el impacto de esta crisis en términos de desempleo”, ha valorado el Gobierno, que ha señalado el mayor daño de esta crisis entre las mujeres.

El número de desempleados se incrementó en el trimestre en 90.300 entre los hombres y en 264.700 en las mujeres, lo que deja una tasa de paro femenina del 18,39 %, cuatro puntos más que la masculina.

También es relevante el aumento de la tasa de paro juvenil o de los parados de larga duración.

De vuelta al empleo creado, el incremento de la ocupación en el trimestre también benefició más a los hombres, con 320.800 ocupados más, que a las mujeres, con un incremento de 248.900.

Por sectores, en el tercer trimestre el incremento de la ocupación fue generalizado en todos, salvo agricultura, que experimentó un descenso de 32.300 ocupados.

El mayor incremento se dio en el sector servicios, con 476.300 personas más trabajando, seguido de construcción, con 80.300, e industria, con 45.400.

En cuanto al paro, el desempleo subió este trimestre en agricultura (39.700 parados más) y en servicios (21.300), mientras que disminuyó en industria y construcción.

La EPA también refleja que el 10,30 % de los ocupados (1.975.100) trabajó desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 16,20 % observado en el segundo trimestre.

Desde los sindicatos, UGT y CCOO han advertido del aumento del paro entre colectivos vulnerables, como los jóvenes o los de larga duración, y de la temporalidad del empleo recuperado.

Acerca de ProfesionalesHoy 34485 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy