Transparencia Internacional alerta de las ventajas fiscales de la banca

Bruselas, 27 oct (EFE).- Transparencia Internacional (TI) alertó este martes sobre las ventajas fiscales de las que disfrutan los bancos europeos, que según la organización les permitirían pagar menos impuestos gracias al traslado de beneficios a paraísos fiscales o a países con regímenes beneficiosos para las entidades.

En un nuevo informe, TI analiza los datos de beneficios, impuestos y empleados que 39 bancos europeos declaran en todas las jurisdicciones en las que operan, una información que las entidades están obligadas a publicar desde 2015, tal y como establece la directiva de la Unión Europea sobre requisitos de capital.

Así, se ha estudiado la información de entidades como HSBC, BNP Paribas, Deutsche Bank o de los españoles Banco Santander, BBVA, Bankia y Banco Sabadell entre 2015 y 2019.

REGÍMENES FAVORABLES

El informe afirma que 31 de los 39 bancos estudiados declaran operaciones “de manera rutinaria” en países con regímenes fiscales “favorables” o en jurisdicciones en las que no se pagan impuestos.

Según Transparencia Internacional, el 11 % de las operaciones globales beneficiosas de los bancos entre 2015 y 2019 estuvieron exentas de impuestos.

Además, las 39 entidades declararon “casi 4.500 millones de euros” en beneficios en jurisdicciones en las que la tasa impositiva es del 0 %. De todas formas, señala que esa tendencia ha seguido una trayectoria descendente los últimos años.

Pese al menor uso de los paraísos fiscales, se subraya que es cada vez más habitual que los beneficios de los bancos queden libres de impuestos en países con regímenes fiscales convencionales.

“Operar en países con tasas impositivas aparentemente convencionales, pero no pagar impuesto de sociedades o una tasa muy baja en la práctica tiene claros beneficios. Las corporaciones pueden disfrutar de sus beneficios libres de impuestos sin potenciales daños reputacionales”, constata TI.

Según el análisis, los territorios en los que este fenómeno se produce con más frecuencia son Hong Kong, Irlanda y Luxemburgo.

Asimismo, al menos 29 de los 39 bancos declaran “altos beneficios” en jurisdicciones donde no tienen empleados, lo que sugiere “un traslado de beneficios generalizado”, de acuerdo con Transparencia Internacional.

Se afirma que Malta es el principal país de la Unión Europea en el que se realizan esas “operaciones fantasma”.

BAJOS IMPUESTOS EN LA UE

Por otro lado, al menos 32 de los 39 bancos declaraban operaciones “sustanciales” en países de la UE con bajos impuestos, como Irlanda, Luxemburgo o Malta.

Pese a que los empleados que trabajan en esos tres países suponen menos del 1 % de todo el personal de las entidades estudiadas, “en torno al 5 % de todos los beneficios se crean ahí”.

En Malta, entre 2015 y 2019 los beneficios de las entidades estuvieron sometidos a un tipo impositivo del 9,1 %, “casi cuatro veces por debajo de la tasa oficial del país”, continua el estudio.

De acuerdo con TI,uno de los bancos más beneficiados en la isla fue el BBVA, ya que “con menos de quince empleados” en el país, declaró “alrededor de 100 millones de euros” en beneficios cada año analizado, salvo en 2016.

Sobre Irlanda, TI asegura que el Banco Santander consiguió en 2019 que su sucursal irlandesa, con solo tres empleados, generara 52 millones de euros en beneficios, y añade que la entidad “logró evitar el pago del impuesto de sociedades” sobre esa cantidad.

No obstante, el Santander dice no utilizar su negocio irlandés para reducir la obligación fiscal o canalizar las ganancias generadas en otros lugares. La entidad agrega que en 2018 su negocio irlandés tuvo pérdidas.

LOS BANCOS ESPAÑOLES, CON MÁS BENEFICIOS EN EL EXTRANJERO

Según TI, los beneficios en el extranjero de los cuatro bancos españoles incluidos en el estudio (Santander, BBVA, Bankia y Sabadell) son dieciocho veces superiores que en España.

Tanto el Santander como el BBVA cuentan con una importante presencia en países terceros, en particular, en América. Sabadell también está presente en Andorra y México.

En cualquier caso, el informe indica que Banco Santander, BBVA, Bankia y Sabadell declararon una tasa de beneficios de solo el 1,47 % por su actividad en España, mientras que su rentabilidad media en todos los países donde operan supera el 25 %.

Por tanto, el beneficio obtenido en España es de menos de 1,5 céntimos por cada euro ganado en el país, pero de 25,7 céntimos en todas las jurisdicciones en las que opera.

Transparencia Internacional afirma que España, Austria, Alemania, Francia e Italia son los cinco países de la UE con la menor rentabilidad en operaciones bancarias.

Dado que España e Italia figuran entre los más golpeados por la pandemia, el informe indica que los impuestos de las grandes empresas “podrían haber apoyado unos servicios de sanidad pública muy sobrecargados”.

Mientras en España los bancos logran un beneficio medio de menos de seis céntimos por cada euro ingresado, en Luxemburgo la cifra se eleva a 60,5 céntimos y en Malta, a 68,9.

Transparencia Internacional también resalta que en 2018 y 2019 el Banco Santander incluyó los beneficios obtenidos en las Islas Caimán en las cifras de sus operaciones en Brasil.

Sin embargo, en respuesta al informe, la entidad bancaria aseguró a TI que no se beneficia de ventaja fiscal alguna en las Islas Caimán y que los beneficios generados por la sucursal de Santander Brasil en el territorio insular se gravan en su totalidad en Brasil.

El informe apunta, de todas formas, que el Santander había dejado de operar en el país caribeño para finales del año pasado.

En un tono más positivo, se destaca que los datos de Bankia “no sugieren signos notables de transferencia de beneficios”.

TI también admite que, como la legislación comunitaria solo exige a los bancos publicar la cifra neta del impuesto de sociedades pagado ese año, resulta “imposible” saber si la cantidad pagada incluye cualquier impuesto diferido de años anteriores.

“Lo que podría parecer un caso de elusión fiscal si solo se miran las cifras de un año contable, puede convertirse de repente en un gasto fiscal legítimo una vez que vemos los flujos tributarios en ejercicios anteriores”, asume.

Por ese motivo, considera que su informe “no debería interpretarse como una prueba absoluta de quién paga suficiente y quién demasiado poco en la industria bancaria europea, sino más bien como una guía de los patrones de planificación fiscal en el sector”.

Los datos de los que se nutre el informe se pueden visualizar en la web http://taxtracker.eu/.

Acerca de ProfesionalesHoy 34405 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy