Alibaba gana menos por los extraordinarios pero resiste a la pandemia

Pekín, 5 nov (EFE).- El gigante chino del comercio electrónico Alibaba obtuvo en su primer semestre fiscal un beneficio de 76.360 millones de yuanes (11.537 millones de dólares, 9.769 millones de euros), un 18,6 % menos que en el mismo periodo de 2019, debido a la falta de resultados extraordinarios que sí tuvo el pasado ejercicio.

Sólo en el segundo trimestre (julio-septiembre), la compañía ganó 28.769 millones de yuanes (4.347 millones de dólares, 3.680 millones de euros), un 60,3 % menos que en el mismo periodo del pasado año.

En 2019, Alibaba tuvo ganancias extraordinarias por la toma del 33 % de su filial tecnofinanciera, Ant Group, que estos días ha copado portadas después de que su salida a bolsa, que iba a convertirse este jueves en la mayor de la historia, quedase suspendida tan solo 36 horas antes de producirse.

Excluyendo el efecto de esa toma sobre la variación del beneficio, esta habría arrojado un aumento del 43,8 % en el segundo trimestre y del 35,9 % en el global del semestre, según datos aportados por el grupo en su cuenta de resultados, remitida hoy a la Bolsa de Hong Kong, en la que cotiza desde hace un año.

LAS VENTAS EN CHINA SUBEN ANTE EL CONTROL DE LA COVID

En la primera mitad de su año fiscal, marcado por la pandemia de la covid-19, Alibaba elevó su facturación en un 32 % hasta los 308.810 millones de yuanes (46.665 millones de dólares, 39.458 millones de euros).

A finales de septiembre, el gigante digital había sumado 64 millones de nuevos consumidores en sus plataformas con respecto a la misma fecha de 2019 hasta los 757 millones, mientras que el número de usuarios móviles mensuales alcanzó los 881 millones tras sumar 96 millones en ese período.

En su segundo trimestre fiscal, las ventas al por menor en China, llevadas a cabo en su mayoría a través de su popular portal Taobao, reportaron a Alibaba un 26 % más de ingresos que en el mismo período del año anterior, gracias a que crecieron “la frecuencia de compras y el gasto de los consumidores” toda vez que la pandemia se puso bajo control en el país asiático.

Alibaba está celebrando su festival anual de ventas del Día del Soltero -que este año ha comenzado antes de lo habitual para incentivar el consumo- con “sólidos resultados”; se espera que hasta 800 millones de consumidores participen en el evento.

Su negocio de ventas minoristas internacionales, en el que destaca su plataforma AliExpress -con presencia en España-, avanzó un 30 %.

Entre los negocios más destacados en el trimestre para Alibaba figuran su división logística Cainiao, que facturó un 73 % más, y los negocios de computación en la nube, que se dispararon un 60 %.

“Alibaba ha vuelto a tener otro trimestre fuerte. Continuamos ayudando a los negocios a recuperarse y a encontrar nuevas oportunidades a través de la digitalización en un panorama pospandemia”, afirmó su consejero delegado, Daniel Zhang.

De cara al futuro, el directivo identifica tres motores de crecimiento a largo plazo: “el consumo doméstico, la computación en la nube y la inteligencia de datos, y la globalización”.

SIN MENCIÓN A ANT

Pese a que el sorpresivo frenazo a la salida a bolsa de Ant por parte del parqué de Shanghái -apoyada por el regulador bursátil chino- y la consiguiente suspensión de la parte de la operación que la compañía tenía previsto llevar simultáneamente a cabo en Hong Kong han copado portadas en medios económicos mundiales esta semana, en la cuenta de resultados de Alibaba no se hace mención a ello.

En el documento, Ant no aparece más que en la citada explicación sobre la reducción del beneficio y en una declaración de posibles riesgos futuros en la que, entre muchos otros factores, cita “riesgos asociados con el desempeño de nuestros socios de negocios, incluido Ant Group”.

Alibaba es propietaria del 33 % de Ant, cuya valoración -establecida en unos 314.000 millones de dólares por los precios por acción que fijó para su salida a bolsa- podría verse dañada debido a una nueva normativa más restrictiva impulsada esta semana por China para las tecnofinancieras y a que, según algunos analistas, Pekín parece querer clasificarla como entidad financiera en vez de como tecnológica.

En un informe publicado hoy jueves, la consultora Jefferies considera que es “improbable” que la operación salga adelante a corto plazo.

Aparte del batacazo a la credibilidad de los mercados chinos que supuso tomar una decisión de este calibre a última hora, hay que tener en cuenta que, aunque Ant hubiera comenzado este mismo miércoles a devolver los importes abonados por los inversores para solicitar acciones, muchos de esos compradores se verían obligados ahora a hacer frente a los intereses.

Según el diario hongkonés South China Morning Post, dos de los principales bancos de la antigua colonia británica se han negado a perdonar esas cantidades pese a que otras entidades más pequeñas sí lo han hecho.

Estimaciones de analistas citadas por ese rotativo sitúan el total de intereses en los préstamos a inversores para comprar acciones de Ant en la ciudad en unos 60 millones de dólares hongkoneses (7,7 millones de dólares, 6,5 millones de euros).

Acerca de ProfesionalesHoy 34565 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy