La ONU prevé una caída del 4,1 % en el comercio marítimo de 2020 y recuperación en 2021

Ginebra, 12 nov (EFE).- El comercio marítimo mundial, sujeto a “perturbaciones sin precedentes” a causa de la COVID-19, sufrirá este año una caída del 4,1 % en 2020 aunque podría recuperarse con un ascenso del 4,8 % en 2021, señala un informe publicado hoy por Naciones Unidas.

El estudio de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad) vaticina la primera caída anual de este indicador desde 2009, cuando el descenso fue del 4,5 %, y condiciona el rebote de 2021 a que haya una recuperación económica general, algo aún rodeado de incertidumbre.

LLUEVE SOBRE MOJADO

“Fue un año muy negativo, tras un 2019 en el que el sector ya estaba muy deprimido” debido a factores como las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, y en el que el comercio por mar solo había aumentado un 0,5 % interanual, recordó en la presentación del informe la experta de Unctad Shamika Sirimanne.

“El sector, como muchos otros, no estaba preparado para una pandemia, aunque intentó adaptarse rápidamente”, afirmó Sirimanne, directora de la división de tecnología y logística de la Unctad.

En este sentido, las compañías navieras adoptaron estrategias como la suspensión de servicios, el cambio de ruta de buques y otros recursos para intentar no subir las tasas de flete “e intentar seguir vivas reduciendo costes para que el comercio se mantuviera estable”.

“Debemos agradecer al sector marítimo que mucha gente haya podido adquirir comida, medicinas esenciales y otros bienes esenciales en las tiendas, incluso en los meses de estricto confinamiento”, declaró Sirimanne.

En este sentido, destacó, los trabajadores de los buques de carga han sido “héroes anónimos” que en muchos casos han hecho grandes sacrificios durante la pandemia, como muestra el mismo informe, en el que se señala que más de 300.000 de ellos quedaron varados en el mar durante meses, más otros que no pudieron salir de puerto.

En este sentido, Unctad ha hecho un llamamiento a agencias como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para que los navegantes sean exonerados de las restricciones de viaje que se han impuesto en muchos países debido a la COVID-19.

LATINOAMÉRICA SUFRE, ASIA RESISTE

A nivel regional, Sirimanne subrayó que África y Latinoamérica han sido las zonas más afectadas, con caídas de doble dígito en las exportaciones e importaciones totales, no sólo por vía marítima (en el caso latinoamericano, del 21 % y el 33 % respectivamente en el segundo trimestre).

Por el contrario, Asia-Pacífico, la región que domina el 65 % del tráfico de contenedores mundial, “no se vio afectada tan negativamente”, analizó la experta, que citó la robustez de China como principal factor para ello.

Sirimanne recordó que 16 de los 20 puertos que lideran la lista mundial en tráfico de contenedores se encuentran en Asia Oriental, ocho de ellos en territorio chino.

De cara a 2021, Unctad recomienda un apoyo institucional y gubernamental al tráfico marítimo mundial (y por extensión al comercio internacional) con el fin de ayudar a una pronta recuperación económica global.

“En tiempos de crisis, las tensiones comerciales, el proteccionismo y las restricciones a las exportaciones no son el camino correcto”, aseguró.

Las dificultades que en momentos de este año hubo a la hora de conseguir equipamiento de protección médica y otros bienes han hecho que muchos países se planteen cambios en las cadenas mundiales de suministro y reforzar las nacionales, aunque Sirimanne también aseguró que eso “no es una buena idea”.

“No es la forma de mantener una cadena de suministros eficiente, a bajo coste y resistente, y recomendamos por el contrario que sea más diversificada de lo que es hoy”, afirmó.

Acerca de ProfesionalesHoy 34485 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy