La OMC aspira a cerrar este año el pacto mundial sobre las ayudas a la pesca

Madrid, 15 nov (EFE).- El presidente del grupo de las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre ayudas a la pesca, el embajador colombiano Santiago Wills, asegura que los países socios intensifican sus trabajos para lograr un acuerdo en 2020 y cerrar dos décadas de discusión.

Wills analiza, en una entrevista con Efe, los avances de las negociaciones que mantienen los socios de la OMC (ahora 164 países) para reducir los subsidios que fomentan la “sobrepesca”.

“Los socios de la OMC están trabajando mucho para cumplir con nuestra meta este año. Sería una gran victoria y una señal a la comunidad internacional en este momento (por la pandemia de coronavirus); mi trabajo como presidente de la negociación es enfocarlo para tratar de lograrlo”, subraya.

Wills es embajador, representante permanente de Colombia ante la OMC desde 2019, donde fue designado presidente del grupo dedicado a las negociaciones pesqueras.

Recuerda que estas discusiones, iniciadas en 2001, tienen como fin limitar aquellos apoyos “ilegales” o que añaden presión a la explotación de los mares.

Un acuerdo, indica Wills, que tendría dos consecuencias valiosas: una, su beneficio para los océanos, y otra, un refuerzo de la credibilidad y la relevancia de la OMC de cara a próximas negociaciones, porque “demostraría la capacidad de este organismo para conseguir resultados”.

Cerrar un compromiso puede requerir la convocatoria de una sesión ministerial de los países de la OMC, aparte de las reuniones que mantienen las delegaciones de los países en Ginebra, añade Wills, aunque nada está decidido aún.

LA FISCALIDAD DE LOS CARBURANTES, ENTRE LOS PUNTOS DIFÍCILES

En estas negociaciones, Wills reconoce que el “mandato” específico es limitar la subvenciones nocivas para los caladeros, ya que dentro de las normas de la OMC hay otros acuerdos que regulan distorsiones en el comercio y precios relacionados con la pesca.

Pero apunta que podría haber consecuencias “externas” a la negociación, si se consigue un pacto, en ámbitos como el laboral.

Este mes los representantes de los países han analizado nuevos documentos, en los que se van matizando las posturas.

El embajador rehúsa pronunciarse sobre tales posiciones y sobre los “estándares” que determinarían si un subsidio fomenta la sobrepesca o no, en reacción a preguntas sobre el impacto de un acuerdo en flotas como la de la Unión Europea (UE) o española.

No obstante, admite que uno de los últimos temas que se decidirán será el relativo a las subvenciones a los combustibles, “muy sensible políticamente”.

Las empresas pesqueras de la UE y otros socios están inquietas porque en estas conversaciones están en entredicho las desgravaciones fiscales al gasóleo o el carburante de los buques.

Las ayudas a la pesca mundial alcanzan entre 20.000 y 30.000 millones de dólares (16.950 y 25.420 millones de euros), según los diferentes estudios; en la negociación está en juego decidir las que no son sostenibles.

“SIN ACUERDO NO HABRÁ PECES”

Insiste en que antes o después es necesario un acuerdo global, porque sin él “es probable que dentro de unos años no haya peces; el nivel de sostenibilidad en los océanos no es suficiente para que se regeneren las reservas, lo dicen los datos científicos”.

En relación a los temores de los pescadores a una reducción de subsidios responde: ”dentro de unos años desaparecerá su materia prima, la pesca, y el punto es evitarlo. Esto vale para flotas de todo el mundo y de todo nivel, industriales y artesanales”.

Wills, que se declara “fanático” de la OMC y cuya carrera ha estado vinculada al comercio internacional en el ámbito público y privado, opina que la pandemia ha generado la necesidad de fortalecer el multilateralismo, porque en el mundo actual “para problemas globales hace falta una reacción global y cooperación”.

Por Mercedes Salas

Acerca de ProfesionalesHoy 34485 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy