La economía de Japón se recupera y el PIB avanza un 5% en el tercer trimestre

Tokio, 16 nov (EFE).- Japón cerró el tercer trimestre de este año con un crecimiento del 5 % en el producto interno bruto (PIB), un dato que demuestra la progresiva recuperación de la tercera economía mundial tras el primer impacto de la pandemia de coronavirus.

Ese 5 % de aumento en el período julio-septiembre, respecto al segundo trimestre de este año, según datos preliminares, es el nivel más alto desde la serie comparable de evolución que fue fijada en 1980 por las autoridades niponas.

Este avance contrasta con la caída del 8,2 % en la actividad económica anotada entre abril y junio pasados frente al primer trimestre a causa del impacto económico de la pandemia.

Entre julio y septiembre, según la información oficial, el consumo privado, que representa la mitad de la actividad económica de Japón, creció un 4,7 % respecto al trimestre anterior, frente al descenso del 8,1 % anotado entre abril y junio.

También tuvo una importante evolución el peso de las exportaciones, que aumentaron un 7 %, frente al derrumbe del 17,4 % registrado en el segundo trimestre respecto al primero.

No obstante, la recuperación es moderada, porque si se compara el PIB de Japón del tercer trimestre con el mismo período de 2019 la actividad se redujo en un 5,8 %, mientras que en el segundo trimestre la caída interanual fue del 10,2 %.

Con el 5 % de aumento del PIB en el tercer trimestre, Japón pudo completar ese período con la primera variación positiva desde el crecimiento del 0,4 % anotado en el segundo trimestre de 2019.

Ya desde el cuarto trimestre del año pasado Japón estaba teniendo tasas negativas en la evolución del PIB respecto al trimestre anterior, entonces por la retracción motivada por el incremento en dos puntos porcentuales del IVA a partir de octubre de 2019.

Hace un año, el PIB de Japón acabó plano en el tercer trimestre respecto al segundo (0,0 %); en el cuarto, por la subida del IVA, bajó un 1,8 %, y entre enero y marzo de 2020 la actividad económica se redujo un 0,6 %, según se extendía la covid-19.

Japón informó del primer caso de coronavirus el 16 de enero de este año, pero la pandemia tardó semanas en extenderse y sólo se informó del primer fallecido el 13 de febrero y a partir del 21 de ese mes quedaron cancelados los eventos públicos a gran escala.

A finales de marzo Japón lanzó un extenso veto migratorio, lo que ha generado una fuerte contracción en el sector turístico, y el 7 de abril el Gobierno declaró el estado de emergencia sanitaria, que estuvo vigente hasta el 25 de mayo.

Esa medida excepcional, que implicaba el cierre de centros comerciales, restricciones en los horarios de bares y restaurantes y la recomendación de no hacer desplazamientos innecesarios, hizo que la economía nipona se resintiera con fuerza.

En una primera reacción bursátil, la Bolsa de Tokio acogió positivamente la evolución trimestral del PIB y cerró su sesión con un avance del 2,05 % de su principal indicador, el Nikkei.

Al jefe de Gabinete y ministro portavoz, Katsunobu Kato, recordó hoy que, a pesar del dato conocido este lunes, la economía nipona se encuentra todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia de coronavirus.

“Hay que tener cuidado, porque existen riesgos de recesión por la influencia de la expansión de nuevo de la infección principalmente en Europa y Estados Unidos y el aumento del número de personas contagiadas en Japón”, afirmó Kato en su rueda de prensa diaria.

El Banco de Japón (BoJ) calcula que para el año fiscal que se cerrará el 31 de marzo próximo el PIB habrá acumulado una contracción del 5,5 %, aunque prevé que en el ejercicio de 2021 subirá un 3,6 %.

En 2019 Japón cerró con un avance del 0,7 % en el PIB y en 2018 creció un 0,3 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 34564 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy