Bonet: Ya se ve la luz al final del túnel, pero vienen meses muy duros

Santander, 24 nov (EFE).- El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, aunque ha querido lanzar un mensaje de optimismo porque "ya se ve la luz al final del túnel", también ha alertado de que "vienen meses muy duros" en los que habrá que "acabar la travesía del desierto" y, para ello, considera que es "clave" ayudar a las empresas a llevar a cabo la "transformación" de sus negocios.

"Hay mayor optimismo porque se ha hecho la luz al final del túnel", ha considerado Bonet, en alusión a las anunciadas vacunas contra la covid-19, durante su intervención digital en el Foro Besaya, que organiza El Diario Montañés, el Ayuntamiento de Torrelavega y la Cámara de Comercio, en la que, al hablar de "Los retos de la economía española postcovid", ha apostado principalmente por la modernización y la internacionalización de las empresas.

"Parece que las vacunas van en serio y eso hace que se recupere la esperanza y el ánimo" ha afirmado este martes el presidente del grupo Freixenet desde el año 1999 y al frente de la Cámara de Comercio de España desde 2014, para quien esta inyección de confianza es importante para las empresas porque, a su juicio, son la "pieza clave" para el bienestar de toda la sociedad.

En opinión de Bonet, en la actualidad, "económicamente hablando, la situación es de extrema debilidad", a lo que se une que, con la llegada de la segunda ola de la pandemia "ha aumentado la incertidumbre y el cansancio de una sociedad que lleva casi un año de lucha por la supervivencia".

En esta situación, Bonet considera que las administraciones públicas deben "echar el resto para que nadie se quede atrás" en los próximos meses, porque una vez superadas las fases de recuperación y de reconstrucción con ayudas institucionales para que la sociedad "no colapsara", ahora "España no puede perder la oportunidad de utilizar los fondos europeos para transformar el tejido productivo, de la empresa más pequeña a la más grande".

"Hay que echar el resto para dar un salto en los próximos diez años", ha insistido Bonet, haciendo hincapié en la importancia de la internacionalización, una "asignatura en la que tenemos aprobado el primer curso" con un cambio de modelo económico al que se han incorporado muchas empresas, pero que ahora debe afrontar el "segundo curso" poniendo "toda la carne en el asador", para ayudar a la internacionalización de las pymes en mayor medida.

"España es un país de pymes y si no sobreviven y no se transforman, estará en peligro el bienestar del país y el bienestar de la gente", ha reflexionado Bonet.

En este sentido, aunque ha reconocido que es responsabilidad de las pymes su propia transformación, Bonet ha insistido en que los gobiernos deben ayudarlas en el proceso de modernización para facilitar que puedan "reinventar sus negocios".

Para ello, Bonet ha destacado el papel que juega la digitalización, campo que "aunque estaba ahí se le miraba de lejos", pero que se ha impulsado mucho con la llegada de la pandemia y que "no va a parar".

Hay mucho trabajo que hacer, pero si se lleva a cabo este país dará otro salto hacia delante", ha enfatizado Bonet. Y también ha mencionado la aportación que pueden hacer las cámaras de comercio porque el hecho de tener en su seno "desde las más grandes empresas a la más pequeñas" les permite "aconsejar y dialogar desde una perspectiva de interés general".

"Llevamos una vida en la que pensamos poco por las exigencias del día a día", ha añadido Bonet, quien considera que la covid-19 "sería útil si nos abriese los ojos a una manera distinta de ir por el mundo, para no dejarse llevar y tener determinación de progreso".

Preguntado por medidas como los confinamientos y los cierres, Bonet ha considerado que "hay que aceptarlos" en la medida que sean necesarios. No obstante, ha matizado que "no hay que pasarse en las medidas, sino ser realmente equilibrados".

"Hay que ser prudentes, pero con proporción", ha opinado Bonet, insistiendo en la necesidad de "poner toda carne en el asador para acabar la travesía del desierto y preparar el salto a la transformación". Además, ha abogado por la suspensión de los impuestos a las empresas de los sectores más afectados por la crisis, como el turismo, hostelería y comercio, porque la situación es "absolutamente excepcional".

"Las administraciones son un instrumento, no un fin en si mismas", ha destacado, apuntando que "deben estar al servicio de las empresas y de la gente".

Acerca de ProfesionalesHoy 37049 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy