El BCE advierte de que parar los apoyos abruptamente puede llevar al precipicio

Fráncfort (Alemania), 24 nov (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) advierte de que parar los apoyos económicos públicos de forma abrupta, sobre todo las prestaciones al trabajo a jornada reducida y moratorias de pagos, podría llevar al precipicio los ingresos de los hogares y empresas y crear efectos colaterales en la economía en 2021.

En un artículo del informe semestral de estabilidad financiera, adelantado este martes, el BCE dice que "terminar de forma simultánea las medidas de apoyo político podría desencadenar una caída prolongada del ritmo de recuperación", especialmente en la primera mitad de 2021.

También se reduciría el apoyo al producto interior bruto (PIB) a las cinco mayores economías de la zona del euro en una media del 2 % del PIB real.

Pero prolongarlas demasiado tiempo crearía empresas zombis, que no son viables pero sobreviven gracias a los créditos que consiguen por las ayudas, según el BCE.

Por ello la entidad monetaria considera que se trata de lograr un equilibrio entre las necesidades de apoyo a corto plazo y los riesgos a medio plazo.

Las prestaciones al trabajo a jornada reducida, las subvenciones y el apoyo fiscal son las medidas que más han mantenido los ingresos y, por tanto, también los gastos de los consumidores y de las empresas.

Las transferencias a la economía real por parte de las autoridades fiscales de Alemania, Francia, Italia, España y Holanda en 2020 suponen un 8 % del PIB real y se espera un apoyo adicional del 2 % del PIB en 2021.

El BCE calcula que el apoyo al PIB real será de más de tres puntos porcentuales en 2020 y 2021, en comparación con el nivel al que se situaría el PIB si no se hubiera dado las ayudas públicas.

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, presenta el miércoles por teleconferencia el informe semestral, que analiza los riesgos que crea la pandemia para la estabilidad financiera y cuantifica el apoyo de las medidas de apoyo fiscal a las principales economías de la zona del euro, Alemania, Francia, Italia, España y Holanda.

Las garantías a los créditos a las empresas han sido muy importantes en España e Italia.

Para las empresas en Alemania, Italia y Holanda han sido más importantes las exenciones fiscales, moratorias de pagos y las prestaciones por trabajo a jornada reducida o la liquidez a condiciones generosas.

Las garantías también estimulan la demanda agregada, pero con retraso, por lo que el mayor efecto puede lograrse en 2021.

Un 36 % de las empresas en España y un 40 % en Italia dejaría de poder cumplir sus obligaciones financieras sin apoyo público a los dos meses del impacto de la pandemia.

Las medidas de apoyo también han contribuido a que los bancos puedan seguir prestando y han reducido el riesgo de inestabilidad financiera severa.

También han apoyado la solvencia de los bancos en 2020 y deberían hacerlo en 2021, unos 230 puntos básicos en términos acumulados.

Acerca de ProfesionalesHoy 36914 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy