La exportación a China se encamina a un nuevo récord en 2020 aun con pandemia

Madrid, 6 dic (EFE).- En un año marcado por la crisis económica y la contracción del comercio internacional, China es el único gran destino de las exportaciones españolas que crece, y lo hace con tal fuerza que va camino de superar el máximo de 2019, gracias a su rápida recuperación de la pandemia.

Las ventas a China alcanzaron entre enero y septiembre pasados 5.701,9 millones de euros, el 19,6 % más que en el mismo periodo de 2019, mientras que el resto de los principales importadores de productos españoles siguen por debajo del nivel del año pasado, según los datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El tirón del gigante asiático se explica por la buena marcha de su economía, que tras la caída del primer trimestre terminará 2020 con un crecimiento del 2 %, según las previsiones del FMI.

"Son cifras muy bajas para las magnitudes que estábamos acostumbrados en China, pero es el mercado que se recupera con más fuerza de los efectos económicos de la pandemia y de los pocos con crecimiento positivo previsto en 2020", señala el presidente de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), Fernando Salazar.

Con un 3 % del total, China todavía está lejos de los principales destinos de los productos españoles, pero no deja de aumentar su peso y es el más importante de Asia. En los últimos diez años la exportación al país se ha más que duplicado (155 % más) y este año va camino de superar los 6.800 millones de euros de 2019 y marcar un nuevo récord, incluso con la pandemia.

Para el director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas, Raymond Torres, las ventas a China superarán las de 2019 "con total seguridad", ya que su economía "está afianzando su recuperación" y, además, "los productos españoles tienden a ser complementarios con los chinos".

ALTIBAJOS POR LA PANDEMIA

Las exportaciones de España al país asiático superaron en noviembre de 2019 por primera vez los 700 millones de euros mensuales, pero inmediatamente después cayeron debido a las restricciones que China empezó a imponer para luchar contra el coronavirus.

En los dos primeros meses de 2020 la exportación alcanzó poco más de 500 millones mensuales y desde ahí retoma la tendencia al alza con excepción de mayo, que se modera por el confinamiento en España, para volver a superar la cota de 700 millones en agosto y septiembre.

Según explica Torres, China entró en recesión antes que Europa por la pandemia y el "parón de la demanda interna china, junto con la desorganización de los canales de distribución como consecuencia de la crisis sanitaria, explican este resultado" a lo largo del año.

El principal sector exportador es el agroalimentario, que entre enero y septiembre pasado supuso el 41 % del total, seguido de semimanufacturas (productos químicos, metales), con el 23 %; materias primas de origen animal y vegetal (13,5 %) y maquinaria y bienes de equipo (9 %).

"El sector cárnico en particular está teniendo un gran comportamiento y es responsable de una buena parte de este crecimiento y CESCE está asegurando algunas operaciones muy importantes en este ámbito, contribuyendo a este dinamismo", explica Salazar.

Según los datos de Comercio, las importaciones chinas de carne española ascendieron a 1.936 millones, lo que supone más el 81 % del total de la partida de alimentación, bebidas y tabacos.

Raymond Torres señala que, pese a que el país asiático no ha renunciado a su modelo de crecimiento basado en exportar, el gobierno chino quiere potenciar el consumo de las familias, lo que puede hacer que las ventas desde España crezcan en línea con la expansión de su clase media.

LA EXPORTACIÓN SIGUE AL CRECIMIENTO ECONÓMICO

La marcha de las exportaciones viene marcada por la recuperación económica después de la pandemia en los países a los que se dirigen los productos españoles. Salazar apunta que el comportamiento de China muestra cómo la recuperación de esos mercados conllevará la recuperación de las exportaciones desde España.

En la UE, que supone el 60 % del total de nuestras ventas al exterior, se produjo un desplome en marzo y abril y un fuerte repunte en los meses siguientes, aunque en el acumulado del año todavía están un 10 % por debajo de los datos de 2019.

En EE.UU., que representa casi el 5 %, la evolución ha seguido el mismo patrón que en Europa y al cierre de septiembre todavía estaban un 12 % por debajo del año pasado.

Por el contrario, América Latina, la región del mundo con un mayor impacto de la pandemia, es de entre los grandes mercados receptores el que presenta una recuperación más lenta tras el desplome de la primavera.

Los dos países que más productos españoles adquieren, México y Brasil, han importado en los nueve primeros meses del año un 27,8 % y un 15,2 % menos que en el mismo periodo de 2019.

Acerca de ProfesionalesHoy 39529 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy