La AIReF insta a evitar que el gasto anticrisis se convierta en permanente

Madrid, 9 dic (EFE).- La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, ha alertado este miércoles del riesgo de que algunas de las medidas que se van a adoptar para afrontar la crisis se conviertan en un gasto estructural que lastre el déficit los próximos años.

Herrero ha abierto este miércoles la ronda de comparecencias de altos cargos en la Comisión de Presupuestos del Senado con motivo de la tramitación del proyecto presupuestario de 2021, donde ha vuelto a reclamar un plan de reequilibrio de las cuentas públicas, que a su juicio tendría que estar terminado como muy tarde en abril del próximo año.

Esta necesidad de contar cuanto antes con un plan a medio plazo se basa, según Herrero, en el riesgo de incurrir en gastos estructurales derivados de la inmediatez de poner en marcha medidas a corto plazo dada la excepcionalidad de la situación económica y los fondos disponibles, sobre todo los procedentes de Europa.

En concreto, la presidenta de la AIReF ve riesgo porque si finalmente los costes sanitarios son inferiores de lo previsto habría dinero para invertir en otras cuestiones. De la misma manera, las comunidades autónomas podrían utilizar los fondos cedidos por el Estado a gastos que se podrían convertir en estructurales.

De hecho, ha recordado que con la retirada de la subida fiscal del diésel y la bajada del IVA de las mascarillas quirúrgicas se han “perdido 1.000 millones” de euros de recaudación.

El plan de reequilibrio fiscal -que, ha recordado, es una exigencia de la Ley de Estabilidad- debería estar terminado como muy tarde en abril de 2021, que será cuando se presenten los proyectos financiados con fondos europeos y será necesario saber “lo que se va a hacer cada año y cuánto va a costar”.

La AIReF mantiene su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) para 2021 en una horquilla de entre el 3,8 % y el 7,3 %, según los escenarios, de manera que la previsión del Gobierno (7,2 %) encajaría en el extremo más optimista de la institución.

También mantiene la estimación de déficit para 2021 -un 8 % del PIB, tres décimas más que el Gobierno-, con una menor previsión tanto de ingresos (6 décimas de PIB) como de gastos (4 décimas de PIB) que el Ejecutivo.

Para la AIReF, el gasto sanitario previsto por el Gobierno no concuerda con su optimismo, aunque en el caso de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) vinculados al coronavirus cree que su vigencia, que termina en enero, se extenderá hasta junio.

Respecto a la deuda, la AIReF cree que si no se toman medidas quedará de forma permanente en torno al 110 % del PIB y con un ajuste sostenido de 0,2 puntos no alcanzaría el objetivo europeo del 60 % del PIB, al menos hasta 2050.

Por su parte, la secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, ha defendido que los Presupuestos permiten avanzar hacia un sistema tributario “justo y comprometido con el medio ambiente y la salud” al tiempo que garanticen la financiación de las Comunidades Autónomas, mientras que el plan de reequilibrio llegará “en el momento oportuno”.

“A veces hay debates interesados sobre las figuras fiscales y se debe hacer pedagogía”, ha dicho, tras señalar que la recuperación económica unida a los fondos europeos y a la entrada en vigor de nuevas normativas fiscales hará que los ingresos crezcan en 2021 hasta los 255.631 millones, un 14,5 % más respecto a 2020, cuando caerán el 7,4 %.

Al respecto ha recordado que esta caída hubiera sido más intensa de no ser por el impacto positivo de ciertos cambios normativos de 2019 que se trasladaron a 2020 como las devoluciones extraordinarias, las prestaciones de maternidad en el IRPF, algunas sentencias o incluso por la recuperación del impuesto sobre el valor de la energía eléctrica que estaba suspendido y que solo con esta medida se ha ingresado 4.500 millones de euros más.

Frente a las críticas de la oposición, la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, María José Gualda, ha defendido que los presupuestos “son ciertos” y servirán para fortalecer el sistema de protección social e impulsar la transformación de la economía para que sea más resistente frente a futuras crisis.

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, ha señalado que el PIB crecerá a una tasa “ligeramente positiva” en el cuarto trimestre del año, tras el gran incremento del 16,7 % en el tercer trimestre y ha incidido en que los avances de la vacuna también pueden suponer un “punto de inflexión”.

Acerca de ProfesionalesHoy 35235 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy