La confianza del consumidor mejora en noviembre pero sigue en datos de 2012

Madrid, 9 dic (EFE).- La confianza de los consumidores mejoró en noviembre, tras cuatro meses consecutivos de descensos, aunque se mantiene en los niveles mínimos registrados en los peores momentos de 2012 y 2008.

Según el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), éste se situó en noviembre en 55,7 puntos, 7,2 por encima del dato del mes anterior, con una mejor valoración de las expectativas a futuro y, en menor medida, de la situación actual.

En concreto, aumentó 12,8 puntos la valoración de las expectativas a futuro (hasta los 81,5 puntos), mientras que la situación actual mejoró 1,7 puntos (hasta 29,9).

En conjunto, desde febrero de este año el ICC ha disminuido un 35 %, con un descenso del 60,6 % del índice de situación actual y una pérdida del 14,5 % en el índice de expectativas.

La confianza de los consumidores, en comparativa mensual, se desplomó en marzo y abril y repuntó ligeramente en mayo y junio, momento a partir del cual ha acumulado cuatro meses consecutivos de descensos, una tendencia que se ha roto en noviembre.

Con estas evoluciones, el índice se sitúa en cifras muy similares a las obtenidas en 2012 y primeros meses de 2013 y también a los que se dieron en 2008 y principios de 2009, "los valores más bajos de la serie hasta el momento", lejos de los 100 puntos, que marcan el inicio de lo que se puede considerar una percepción positiva.

El CIS señala que el índice de noviembre "sigue recogiendo un contexto especial y atípico debido a la crisis global motivada por el virus covid-19" y detalla que el trabajo de campo para este mes se realizó del 16 al 20, "en la fase de nueva normalidad y con unas expectativas que siguen condicionadas por el clima de incertidumbre existente".

Al detalle de las dos variables, en la de situación actual, aumentó la valoración de la situación económica actual en 3,7 puntos (hasta los 11,8) y la del mercado de trabajo en 0,8 puntos (hasta los 13,9), de forma que ambos componentes marcaron las peores valoraciones obtenidas hasta este momento, junto con las que se obtuvieron a finales de 2008 y principios de 2009.

Por su parte, la percepción actual de la situación en los hogares aumentó 0,5 puntos.

Respecto a las expectativas, la valoración de la evolución económica en el futuro inmediato se incrementó 17,9 puntos; la del mercado de trabajo, 16,6 puntos, y la de los hogares, 3,8.

Por otro lado, en noviembre aumentaron las expectativas de los consumidores en relación con el consumo y las posibilidades de ahorro, pero también los temores de inflación así como a un posible incremento de los tipos de interés.

En sus respuestas, más de la mitad de los encuestados (un 57,4 %) afirmó que llegaba justo a final de mes y un 43,3 % aseguró que la situación económica de su hogar había empeorado en los últimos seis meses, mientras que solo el 7,2 % la veía mejor.

Un 27,8 % de los españoles afirmó que tiene más personas de su entorno en paro que hace medio año y un 88,1 % veía más difícil encontrar un empleo.

La mayoría de los interpelados, un 90,8 %, opinó que la economía española está peor que hace seis meses, y un 52 % dijo que seguirá empeorando.

De cara al futuro, quienes creen que la situación económica de su hogar empeorará en los próximos seis meses (24,5 %) superan a quienes piensan que mejorará (20,9 %), y en torno a un tercio se muestra pesimista sobre la posibilidad de adquirir bienes duraderos (28,9 %) o ahorrar (35,1 %) en el próximo año.

Acerca de ProfesionalesHoy 39529 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy