Seat plantea un ERTE forzada por la restricción global de semiconductores

Barcelona, 22 dic (EFE).- La restricción global del suministro de semiconductores forzará a Seat a reducir un turno de producción en la línea que fabrica el Seat, el Cupra León y el Cupra Formentor, y aunque parte de personal se moverá a la línea de producción de los Ibiza y Arona, la compañía planteará un ERTE para el resto.

Por el momento se desconoce la afectación para la plantilla de este ERTE, aunque Seat subraya que la reorganización de la planificación se aplicará desde el 25 de enero y hasta abril, y los sindicatos tratarán de "minimizar al máximo" el número de afectados, ha explicado a Efe el presidente del comité de empresa, Matías Carnero (UGT).

La restricción a nivel mundial del suministro de semiconductores, un componente clave de los chips integrados en los circuitos electrónicos de determinados vehículos, no tiene apenas incidencia sobre los modelos Ibiza y Arona, por lo que Seat ampliará la fabricación en esta línea durante el primer cuatrimestre del año, aprovechando el tirón comercial de estos modelos.

Así pues, la línea 2 reducirá el ritmo de producción de tres a dos turnos, mientras que la línea 1, que trabaja en la práctica a dos turnos y medio, lo incrementará a tres a pleno rendimiento.

En cualquier caso, Seat prevé recuperar a lo largo de 2021 todo el volumen de vehículos que no se produzca durante estas semanas por la falta de suficientes semiconductores, subraya la compañía en un comunicado.

La intención de dirección y sindicatos es negociar las condiciones y la afectación del ERTE a la vuelta de las vacaciones de Navidad.

Carnero ha asegurado a Efe que para saber el volumen de afectados habrá que conocer primero qué volumen de coches se plantea dejar de producir y ha precisado que el ERTE podría plantearse hasta "abril o mayo". También ha remarcado que los sindicatos pedirán que no haya pérdidas de salario para los afectados.

Este problema de abastecimiento de este material es consecuencia de la crisis de la covid-19, que provocó un parón en la industria de la automoción y llevó a los principales fabricantes de semiconductores a reasignar producción a otros sectores, como la electrónica de consumo.

Sin embargo, la rápida recuperación del sector del automóvil ha hecho que ahora toda la industria, entre ella el grupo Volkswagen, se enfrente a una escasez de componentes electrónicos necesarios.

Una vez superado este problema de abastecimiento, Seat prevé aumentar, a partir del segundo cuatrimestre del año, la producción diaria de la familia del León y del Cupra Formentor.

El vicepresidente de Recursos Humanos y Organización, Xavier Ros, ha subrayado que "la restricción del suministro de semiconductores exige flexibilizar los planes de producción", y ha agradecido a los representantes sindicales su "flexibilidad" para adaptar el plan de producción.

Carnero ha asegurado que, pese al ERTE, "la recuperación del volumen que se pierda puede generar más necesidad de mano de obra en los próximos meses", mientras que el secretario general de CCOO en Seat, Rafael Guerrero, ha dicho que "hay que poner en valor la capacidad de afrontar colectivamente esta situación sobrevenida con el objetivo de salvaguardar el empleo, negociando para ello un ERTE".

Acerca de ProfesionalesHoy 39529 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy