La UE y el R.Unido intentan cerrar un acuerdo pos-Brexit antes de Navidad

Bruselas, 23 dic (EFE).- La Unión Europea (UE) y el Reino Unido siguen negociando este miércoles su relación tras el Brexit e intentan lograr un acuerdo antes de Navidad para garantizar la aplicación provisional del pacto desde el 1 de enero, cuando la legislación comunitaria habrá dejado de aplicarse en territorio británico.

Después de que el Parlamento Europeo (PE) haya dado por imposible ratificar un posible convenio antes de fin de año, los Veintisiete apuestan por la aplicación provisional del acuerdo, si finalmente se consigue, hasta que la Eurocámara dé su consentimiento en las primeras semanas de enero.

Sin embargo, antes de dar paso a la aplicación provisional, son necesarios una serie de trámites, como el análisis del texto por parte de los Gobiernos o la traducción, que requieren algunos días.

Así, si Londres y Bruselas no cierran un convenio en las próximas horas, antes de Navidad, podría ser imposible aplicarlo el primer día de 2021 y habría un breve periodo en el año nuevo en el que, sin pacto, tendrían que negociar según las normas menos ventajosas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) o encontrar algún remedio provisional.

Si la negociación continúa en 2021, el periodo sin acuerdo sería más prolongado.

En última instancia, las dos partes podrían dar por imposible un pacto.

El martes, el negociador comunitario, Michel Barnier, aseguró a los embajadores de los Estados miembros que Bruselas está dispuesta a seguir conversando con el equipo británico hasta el final de 2020 e incluso más allá.

No obstante, algunos países en esa reunión advirtieron de que no lograr el acuerdo en 2020 y seguir dialogando el año próximo podría ser arriesgado, pues no hay certidumbre sobre si Londres permanecería en la mesa de negociación o se retiraría durante un tiempo.

Hoy mismo, el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, tampoco se mostró partidario de continuar con el diálogo el año próximo durante una entrevista en la cadena BFM TV.

CONFIANZA Y OPTIMISMO

En cualquier caso, tanto desde el Reino Unido como desde el bloque comunitario se expresó este miércoles confianza en la posibilidad de lograr un pacto en las próximas horas.

Así, el ministro británico de Comunidades, Robert Jenrick, admitió sentirse “razonablemente optimista” sobre las perspectivas de que su país pueda alcanzar un acuerdo con la UE.

El diario “Financial Times” (FT) señala hoy que el primer ministro británico, Boris Johnson, y la presidenta de la Comisión Europea (UE), Ursula von der Leyen, han iniciado una intensiva fase de contactos para intentar alcanzar un pacto este miércoles.

Si bien las dos partes esperan continuar las conversaciones después de Navidad, comparten el deseo de cerrar un acuerdo, si fuera posible esta noche, añade el FT.

“Las serias áreas de desacuerdo son las mismas, ya sea sobre pesca o sobre competencia justa. Estamos trabajando sobre esos problemas, nuestros negociadores continuarán (los contactos)”, declaró Jenrick a la cadena Sky News.

“El primer ministro ha sido muy claro de que seguirá negociando hasta el final, que es el 31 de diciembre, porque es lo correcto, es lo que espera el pueblo británico, pero en este momento no hay un progreso significativo”, puntualizó.

Por su parte, el primer ministro irlandés, Micheál Martin, aseguró que todos los líderes comunitarios están en “modo de espera” por si el Reino Unido y la Unión Europea logran avances “esta noche o mañana” en sus negociaciones sobre un acuerdo pos-Brexit.

En ese contexto favorable, las autoridades en Bruselas podrían “ponerse a trabajar” en un texto definitivo “el día de Navidad o el siguiente”, declaró hoy Martin a la emisora pública irlandesa RTE.

“Creo que, teniendo en cuenta los progresos efectuados, debería de haber un acuerdo. Un no acuerdo sería un golpe durísimo para las economías, ya castigadas por la covid-19, del Reino Unido, Irlanda y otros Estados miembros de la UE”, advirtió el jefe del Ejecutivo irlandés.

A pesar de su optimismo, reconoció que el principal obstáculo “ahora mismo” para fijar una nueva relación comercial tras el Brexit sigue siendo la pesca, después de “lograr muchos avances” en “las últimas semanas” respecto a los futuros mecanismos para asegurar una competencia justa.

Martin recordó que Bruselas ha planteado reducir un 25 % las cuotas pesqueras de la flota comunitaria en las aguas británicas tras una transición de seis años.

Londres, por su parte, ha respondido con otra propuesta que defiende recortar las cuotas pesqueras un 35 % sin tener en cuenta las especies pelágicas (aquellas que nadan cerca de la superficie) y hasta un 60 % si se incluyen esas especies tras una transición de tres años.

El martes ante los embajadores de los Veintisiete, Barnier calificó de “inaceptable” el plan británico.

Acerca de ProfesionalesHoy 35197 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy