El consumo eléctrico muestra que la Nochebuena del covid fue dispersa y corta

Madrid, 25 dic (EFE).- El consumo eléctrico muestra que la Nochebuena del covid fue "dispersa" y más corta de lo habitual, ya que, a partir de medianoche, la típica caída de demanda eléctrica en los hogares se aceleró "enormemente" respecto a la media de los años pasados, según la comercializadora de energías renovables UniEléctrica.

A las 1.30 de la madrugada, hora en la que para muchas comunidades autónomas estaba fijado el toque de queda, ya era un 29,37 % menos que en el pico de demanda del día 24, un descenso de dos puntos por debajo de la media del pasado lustro, ha informado este viernes UniEléctrica en un comunicado, basándose en datos de Red Eléctrica Española.

Entre medianoche y la 1.30 horas en los pasados años, el descenso respecto al pico de cada edición se encontraba entre el 4,35 % de 2019 y 4,36 % de 2015 y el 5,24 % de 2017, mientras que en este 2020 la bajada de la demanda eléctrica fue del 7,76 % en esa hora y media.

Las viviendas reclamaron más electricidad en principio, "un reflejo claro" de que había aumentado la cantidad de hogares que estaban de celebración familiar, y un notable descenso sobre la media del pasado lustro a partir de medianoche.

La atípica curva de demanda de energía registrada por Red Eléctrica Española muestra que la jornada del 24 de diciembre en el sistema peninsular tuvo un pico de 29.431 MW a las 18:49 horas (entre 10 y 30 minutos antes que lo habitual de los cinco años anteriores), y una demanda algo mayor también que la media del pasado lustro (que está en 29.517 MW en el pico).

Sin embargo, esta curva descendió en esta última Nochebuena del covid con una sensible lentitud, con 25.529 MW de demanda a las 22:00 horas (respecto a 25.078 MW de media entre las nochebuenas de 2015 y 2019) y 23.072 MW a medianoche (respecto a los 22.860 MW del pasado lustro), unos datos que pueden explicarse por haber aumentado el número de hogares que estaban con ocupantes activos, debido a un menor reagrupamiento familiar.

Aunque el consumo en Nochebuena es sensiblemente dispar de un año a otro, en lo que influye principalmente las temperaturas, con picos que van desde la muy cálida de 2019 (27.631 MW a las 19:10 horas) hasta los 30.259 MW a las 19:20 del frío 24 de diciembre de 2017, el último lustro permite sacar una media muy ajustada como referente al compensarse nochebuenas tanto cálidas como frías e incluso hábitos de consumo eléctrico de días laborables y festivos, con dos veladas de Navidad celebradas en fin de semana, la del 2016 (sábado) y 2017, que cayó en domingo.

Por otro lado, la producción de energía que atendió la demanda en Nochebuena de 2020 fue "la más verde" de la que se tienen datos recientes, ya que en el pico de la demanda (18:49 horas con 29.431 MW) fueron proporcionados por instalaciones eólicas (6.103 MW, el 23%) e hidroeléctricas (7.262 MW, el 24,55%), prácticamente la mitad de la energía demandada, lo que permitió que la huella de carbono en ese pico fuera tan solo de 0,074 Tn de CO2 por MWh.

La suma de energía eólica e hidroeléctrica solo pudo satisfacer en el pico de la Nochebuena de 2015 el 26,55 % de la demanda, el 25,82 %, en 2016; el 27,25 %, en 2017; el 29,17 %, en 2018, y el 38,87 %, en el 2019.

Acerca de ProfesionalesHoy 39659 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy