El turismo rural sin viajeros en fin de año empuja al sector a pedir un rescate

Madrid, 25 dic (EFE).- Los alojamientos de turismo rural afrontan una Navidad y un fin de año con unas cifras mínimas de reservas, una gota que ha colmado un vaso lleno de las dificultades que ha vivido el sector durante este año y que va a motivar que pida un plan de rescate al Gobierno.

De acuerdo con las cifras recabadas por el presidente de la Asociación de Profesionales de Turismo Rural (Autural), Francisco Parra, "la mayor parte de las comunidades autónomas está en su momento más bajo", con reservas que no superan el 30 % en Aragón, ni el 35 % en el País Vasco y que son casi un "cero" en Cantabria.

El sector todavía tenía esperanzas de que durante las fechas de Navidad y Nochevieja pudieran repuntar las reservas, ya que suele ser una época en la que muchos se animan a escaparse a una casa rural con amigos o colegas durante unos días y que genera que muchos alojamientos cuelguen el cartel de "completo".

Sin embargo, el aumento de contagios y las restricciones de movimiento entre regiones, que han ido acompañadas de una desaparición de los viajeros, han acabado por dar la temporada por "perdida".

"El turismo rural, que ha sido durante la temporada estival el destino preferido por quienes querían salir y disfrutar de la naturaleza, este final de año no va a ser así", lamenta Parra.

Precisamente, de acuerdo con cifras registradas hace una semana por la plataforma de reservas EscapadaRural.com, las expectativas de ocupación para esta Navidad eran del 25 % (frente a un 45 % en 2019).

Para Nochevieja, que en 2019 registró una ocupación del 70 %, eran del 43 %.

Por esta situación, desde las asociaciones de turismo rural ven de vital importancia la necesidad de pedir un plan de rescate al Gobierno, explica Parra.

Todavía no tienen el texto redactado ni la fecha en la que entregarán dicho comunicado, pero sí que saben que "cuando una casa se cierra es mucho lo que pierde un territorio", al ser el turismo rural una fuente de empleo, de fijación de población al territorio y de activación socioeconómica para la zona.

"Si nuestra actividad económica es cero, se resienten muchos más sectores que el nuestro propio", insiste el presidente de Autural, quien aboga por aplicar dicho plan cuanto antes para evitar que el turismo rural "pase a ser una actividad económica residual".

Desde el sector consideran que este plan de rescate debe incluir, en primer lugar, un impulso a las asociaciones de turismo rural, quienes dan el apoyo más inmediato a los alojamientos rurales, seguido del reconocimiento de este tipo de turismo como embajador del sector primario.

"Productos de kilómetro 0, de proximidad... Lo podemos reforzar de manera interesante a través de nuestra actividad turística", asegura Parra, quien también defiende hacer "un replanteamiento" del modelo productivo del sector para poder salir adelante.

Las perspectivas de cara a 2021 "no son buenas" y, ante todas estas restricciones y anulaciones de reservas, algunas casas rurales de gestión familiar han decidido cerrar la puerta, denuncia.

Sin embargo, Parra asegura que algunos propietarios le han transmitido esa "ilusión" o "esperanza" que tienen en que, cuando vuelva el buen tiempo y la situación sanitaria se estabilice, los viajeros volverán, pero todo depende de cómo se desarrolle la pandemia.

Esta ilusión de los propietarios también la viven los propios viajeros, tal y como refleja un estudio de EscapadaRural.com difundido hace una semana, en el que se registra que el 89,4 % de los 21.250 viajeros encuestados quiere practicar turismo rural en 2021.

Sin embargo, pese a cualquier esperanza de apertura que pueda haber tanto entre los propietarios como entre los viajeros, "depende del cumplimiento de las normas y, aunque nos pese, tenemos que cumplirlas", concluye Parra. EFE

cch/laf/pddp/sgb

Acerca de ProfesionalesHoy 39659 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy