Unicaja y Liberbank destinan 540 millones al ajuste y se abren a más fusiones

Madrid, 30 dic (EFE).- La entidad resultante de la fusión entre Unicaja Banco y Liberbank, cuyos costes de reestructuración ascenderán a 540 millones de euros, no descarta abrirse en el futuro a otras alianzas para mantenerse como quinto banco español, con 109.000 millones de euros en activos y 4,5 millones de clientes.

Acordada ayer por sus respectivos consejos de administración, se trata de la segunda integración bancaria aprobada este año tras la de CaixaBank y Bankia, una vez frustrada la operación entre BBVA y el Sabadell; entre las entidades que podrían encajar en la estrategia del nuevo banco figuran Ibercaja o Abanca, tal y como apuntan los bancos de inversión.

A falta de la preceptiva autorización de los organismos supervisores y reguladores, y del visto bueno de las juntas de accionistas, que previsiblemente se reunirán en el primer trimestre de 2021, los responsables de ambas entidades han presentado el proyecto de fusión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y a analistas e inversores.

El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, y el consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, han destacado de modo especial los ahorros recurrentes que la fusión permitirá a la entidad resultante, así como la cómoda posición de capital y su buena situación como entidad de referencia en banca minorista en las seis comunidades autónomas donde tienen mayor presencia.

En el proceso de realizarán ajustes contra capital por importe de 1.200 millones de euros, ha pormenorizado Manuel Menéndez, de los cuales 540 se destinarán a costes de reestructuración; 400 millones para reforzar el balance y mejorar las ratios de cobertura, y 200 millones a costes de reestructuración de negocios y otras contingencias.

Ninguno de los dos directivos ha querido concretar qué impacto tendrá la fusión en la plantilla, que suma 9.900 empleados, si bien han reconocido que ya cuentan con estimaciones que no es momento de hacer públicas sin antes hablar con los sindicatos.

La transacción producirá sinergias de 160 millones de euros, que sumados a los ahorros ya anunciados por Unicaja Banco, ha dicho Azuaga, permitirán a la entidad conjunta superar los 190 millones de ahorros anuales en el futuro; el recorte de la base de gastos será del 20 %, al pasar de 961 millones (de los cuales 582 corresponden a Unicaja Banco y 379 a Liberbank), a 769.

Otro de los puntos fuertes de la nueva entidad, han destacado Azuaga y Menéndez, será su cuota de mercado en productos estrella de banca minorista como depósitos (4,7 %), créditos (4,2 %) y recursos fuera de balance (3,3 %); las similitudes entre ambas entidades, ha recalcado Manuel Azuaga, "facilitarán la operación", porque la cultura política de ambas se centra en el cliente minorista.

No obstante, ambos han señalado que no descartan "capturar" mayor cuota de mercado en negocios en los que hasta ahora, por una cuestión de tamaño, no competían, como el mercado de divisas, el comercio exterior o la banca corporativa.

Ahora la prioridad es "centrarse" en el cierre de la fusión y no buscar terceros actores, si bien el presidente de Unicaja Banco ha asegurado que "en el futuro, el grupo continuará analizando todas las alternativas que creen valor para sus accionistas y abierto a considerar oportunidades" que den valor a los accionistas, para los que el "pay-out" o porcentaje de los beneficios que se destina a retribuir al accionista se situará en el 50 %.

Sobre este punto, Azuaga ha explicado que, siempre en línea con las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE), en breve la entidad estará en "buena posición de pagar dividendos o recomprar acciones"; la generación de sinergias permitirá incrementar el beneficio por acción en torno al 57,5 % para Unicaja Banco y aproximadamente del 43,5 % para Liberbank en 2023.

Tras llevar a cabo las oportunas provisiones para "acelerar" la reducción de los activos improductivos -400 millones de euros, ha indicado Azuaga-, el nuevo banco tendrá una ratio de capital de máxima calidad (CET 1 fully loaded) del 12,4 %, la más elevada entre las entidades cotizadas.

Ello constata la sólida posición de liquidez del grupo, ha enfatizado el presidente de Unicaja Banco, que a medio plazo no descarta que esta ratio supere el 12,5 % en la segunda mitad de 2021 y el 13 % más adelante.

Tanto Azuaga como Menéndez han presumido de liderar las coberturas de activos improductivos, con un 67 %; el nuevo banco ocupa además la segunda posición entre las entidades cotizadas con menor tasa de morosidad (3,8 %).

Acerca de ProfesionalesHoy 39128 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy