La covid-19 provoca la caída del 25,6 % de las ventas de Seat en 2020

Barcelona, 12 ene (EFE).- La covid-19 ha interrumpido el ciclo de crecimiento de las ventas de Seat, que cerró 2020 con 427.000 coches entregados, un 25,6 % menos que el año anterior, cuando registró el volumen más alto en la historia de la compañía automovilística.

Este frenazo de las ventas (estos datos suman las marcas Seat y Cupra) pone fin a un período de cifras al alza sin pausa iniciado en 2012 y que tocó techo en 2019 con 574.100 coches comercializados.

Según ha detallado la compañía este martes en un comunicado, Alemania se mantiene como el primer mercado con 109.500 vehículos vendidos, un 17,4 % menos, y representa el 25,6 % del total de ventas de la marca.

España se encuentra en segunda posición con 73.300 unidades, tras registrar un retroceso del 32,1 %, seguida de Reino Unido, con 45.600 coches entregados, un 33,8 % menos.

Estas importantes caídas de ventas se corresponden con los dos países (España y Reino Unido) en los que la crisis del coronavirus ha impactado con más fuerza.

Los países en los que Seat ha continuado creciendo en ventas son Turquía (11.600 -un 95,3 % más-) e Israel (10.400 -un 13 % más-).

El presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, ha destacado que los resultados “están en línea con los del sector del automóvil en Europa” y ha señalado que, antes de la covid-19, la marca crecía un 6 %.

Por modelos, el Seat León fue, de nuevo, el coche más vendido de la marca (111.900 unidades) y se situó por delante del Arona (91.600), del Ibiza (81.600) y del Ateca (68.700).

Tras un 2020 difícil, en el que la pandemia obligó a cerrar durante semanas en primavera la planta de Martorell (Barcelona) y provocó complicaciones en la segunda ola, la compañía espera retomar la senda del crecimiento este nuevo año de la mano de los nuevos modelos electrificados y de Cupra.

“Prevemos un primer trimestre complicado por las restricciones en el suministro de componentes debido todavía a los efectos de la pandemia. Aún así somos optimistas, ya que contamos con una buena demanda de nuestros modelos y prevemos alcanzar un sólido incremento en 2021”, ha subrayado el primer ejecutivo de Seat.

En esta línea, se ha mostrado convencido de que se recuperarán las ventas cuando mejore la situación sanitaria y acaben las restricciones a la movilidad.

Por marcas, las ventas de Seat se redujeron un 27,3 % en 2020, hasta los 399.600 coches, mientras que la nueva marca Cupra batió su récord, con 27.400 vehículos, lo que supone un 11 % de crecimiento.

Cupra consiguió en diciembre el volumen de ventas más alto de su historia en un mes, con 3.600 coches entregados.

Para retomar el crecimiento, Griffiths confía en la ampliación de la gama de Cupra, con el Formentor y la nueva familia del León, ambos con versiones híbridas eléctricas enchufables, así como con el lanzamiento en la segunda parte del año del Cupra el-Born, el primer eléctrico de la marca.

En cuanto a Seat, se renovarán el Arona y el Ibiza, y la nueva familia del León (también electrificados), mientras que se actualizará el Ateca.

Acerca de ProfesionalesHoy 35322 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy