Los parques temáticos perderán hasta el 50 % en un 2021 marcado por la incertidumbre

Madrid, 23 ene (EFE).- Los parques temáticos y de atracciones de España se enfrentan a un año 2021 con "mucha incertidumbre" en el que prevén perder entre un 40 y 50 % de afluencia e ingresos con respecto al 2019, según datos de la Asociación Española de Parques de Atracciones (AEPA).

El presidente de la asociación, Guillermo Cruz, ha destacado a Efe que a la incertidumbre general derivada de la crisis del coronavirus, se une la "de cada autonomía, ya que los criterios son muy dispares". Esto provocó que durante la campaña de Navidad algunos parques tuvieran que permanecer cerrados, mientras que otros sí que pudieron abrir sus puertas.

El sector, que hasta el 2020 recibía una media de 30 millones de visitantes al año y acumulaba un volumen de facturación anual directa e indirecta cercana a los 1.500 millones de euros, afronta un año 2021 con pérdidas de en torno al 40 y 50 % con respecto a esas cifras.

AEPA señala que, además del coronavirus, va a ser determinante la crisis económica. "El ocio es muy sensible a cualquier crisis, es de las cosas que la gente antes prescinde", ha recalcado Cruz.

Todo de cara a una temporada que para la mayoría de los parques de atracciones comenzará a finales de marzo, cuando tienen previsto abrir sus puertas, aunque todo dependerá de las restricciones.

PREVISIONES DISPARES

Tres de los parques más emblemáticos de España, PortAventura, el Parque Warner y el Parque de Atracciones de Madrid, miran al 2021 con cierto optimismo.

Los dos parques madrileños, que pertenecen al grupo Parques Reunidos, coinciden en sus buenas previsiones: un portavoz del Parque de Atracciones asegura a Efe que su intención es "recuperar el nivel de visitantes previo a la pandemia", mientras que el Parque Warner expresa su confianza en que con la vacuna "se relance y se reactive tanto el turismo como las visitas a los parques".

Más comedidos se muestran desde PortAventura, que aseguran a Efe que su futuro dependerá "de la evolución de la pandemia, las tasas de contagio y de las decisiones económicas y sanitarias de las autonomías".

Mientras que el Parque Warner y el Parque de Atracciones de Madrid pudieron abrir en Navidad con resultados "bastante buenos", PortAventura ha permanecido cerrado "por primera vez en su historia" debido a las restricciones.

Aunque ninguno de ellos quiere ofrecer datos de visitantes registrados en 2020 o de su facturación, aseguran que han conseguido superar las previsiones del inicio de la pandemia.

"El verano dentro de las circunstancias no ha sido todo lo catastrófico que al principio se planteaba", señala Warner, mientras que el Parque de Atracciones de Madrid añade: "Hemos tenido una tendencia muy positiva de crecimiento durante los meses de verano, que se ha visto reforzada con la temporada de Halloween y la de Navidad".

ESPACIOS SEGUROS

Todos ellos han puesto especial énfasis en las medidas de seguridad para transmitir confianza, como la desinfección constante de las atracciones, gel hidroalcohólico en cada una de ellas o marcas para facilitar el distanciamiento social.

Para ello, PortAventura asegura que ha invertido 4,2 millones de euros y el Parque Warner más de 12 millones. La AEPA defiende que hasta el momento "no ha habido ni un solo parque en el que se haya producido brotes".

MÁS DE 85.000 EMPLEOS EN EL AIRE

Tras un 2020 "desastroso desde todos los puntos de vista", la patronal no es optimista de cara al 2021 y avisa: "Si el Gobierno no adopta medidas, una parte importante de nuestros 85.000 empleados pueden derivar en expedientes de regulación de empleo (ERE)".

AEPA señala que, aunque la mayor parte de los parques de atracciones tienen previsto abrir a finales de marzo, muchos no van a poder o, si lo hacen, será con muchas restricciones.

Por ello, desde que comenzó la pandemia, el sector reclama prolongar los ERTE para "proteger el empleo al máximo" y abrír la vía a que éstos puedan derivar en ERE "si no hay más remedio". Asimismo piden una línea de financiación concreta para el sector y ayudas directas.

AEPA también apunta a una petición histórica del sector: la bajada del IVA al 10 %. La patronal señala que son el único proveedor de servicios culturales y turísticos que no ha vuelto al tipo reducido tras la crisis de 2008. "Dentro de nuestra doble vertiente de turismo y cultura, somos los únicos que continuamos al 21 %", defiende.

La patronal se ha comprometido con el Gobierno a que si se lleva a cabo esa bajada de impuestos reinvertirán ese dinero "para no perder competitividad y tener el atractivo que el sector requiere".

Acerca de ProfesionalesHoy 38973 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy