El fundador del Foro de Davos antepone la prosperidad a los beneficios

Madrid, 25 ene (EFE).- El fundador del Foro Económico Mundial (WEF), Klaus Schwab, ha explicado este lunes que el capitalismo surgido tras la II Guerra Mundial debe buscar la prosperidad antes que el mero beneficio empresarial, mediante una economía que apueste por el progreso, las personas y el planeta.

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), que desde hace cinco décadas reúne en la localidad alpina de Davos (Suiza) a la élite mundial, se ha transformado en esta ocasión, debido a la pandemia de coronavirus, en un encuentro virtual a través de internet.

En uno de los primeros encuentros Schwab se ha referido a su último libro, que aborda el “stakeholder capitalism” o capitalismo de las partes interesadas, que trata de establecer cómo se puede construir una economía global que funcione para el progreso, las personas y el planeta.

Y cómo se pueden sortear las trampas que plantean los avances en la tecnología y el comercio mundial, sin dejar por ello de aprovechar sus puntos fuertes.

Es preciso acometer un cambio de paradigma, tal y como indica un estudio realizado por el Foro y PwC que revela que la inversión en formación de los trabajadores podría sumar al menos 6,5 billones de dólares al PIB mundial y crear 5,3 millones netos de nuevos puestos de trabajo en 2030.

El cambio de modelo ya ha comenzado, ha señalado Schwab, puesto que la maximización de las ganancias de los accionistas a corto plazo empieza a ser sustituida por la responsabilidad de los accionistas.

La crisis de la COVID-19 ha demostrado que “las empresas que se comprometen con el capitalismo de las partes interesadas obtienen mejores resultados, porque invierten en la viabilidad a largo plazo”, ha añadido.

“Necesitamos un cambio de mentalidad para alejarnos de una sociedad donde las empresas y los gobiernos actúan cada uno por su cuenta hacia otra en la que estas organizaciones, junto con la sociedad civil, trabajen de la mano”.

En este sentido, el primer ministro belga, Alexander de Croo, ha querido enfatizar “la confianza”, en lo cual en Bélgica “tanto desde los poderes públicos como desde el sector privado se ha trabajado en los últimos meses”.

Después de casi un año de pandemia en la que han abundado las noticias falsas y la desinformación, ha dicho De Croo, ahora “es el momento de los expertos”.

Sin embargo, la profesora del University College de Londres Mariana Mazzucato ha objetado que “el diseño del sistema está equivocado”, ya que “el capitalismo no puede tratarse solo de gobierno corporativo”.

En su opinión, la pandemia ha puesto de manifiesto que se pueden hacer las cosas de manera diferente pero no sólo de forma “puntual, y a causa de la crisis, sino de forma normalizada”.

La cantante y embajadora de UNICEF Angelique Kidjo, por su parte, ha puntualizado que estos objetivos son inviables en África, donde no es posible abordar un desarrollo sostenible sin antes acabar con la pobreza.

Si se deja a una persona atrás, “no digamos a un continente entero, todos vamos a fracasar”.

El punto de vista corporativo lo ha puesto el presidente y consejero delegado de PayPal, Dan Schulman, que ha defendido que las empresas tienen en cuenta el beneficio y los objetivos responsables; la idea de que van cada una por su lado “es ridícula”.

Las compañías que ayudan a sus comunidades también ven resultados, ha reiterado.

Sobre este punto, Mariana Mazzucato ha defendido un sistema que “recompense a las empresas que tienen más éxito en el apoyo a sus comunidades”.

Acerca de ProfesionalesHoy 35915 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy