El Banco Central argentino flexibiliza los requisitos para negociar la deuda privada

Buenos Aires, 25 feb (EFE).- El Banco Central de la República Argentina (BCRA) resolvió este jueves extender los requisitos restrictivos para que las empresas privadas reestructuren sus deudas en moneda extranjera hasta fin de año, pero flexibilizando algunas condiciones respecto de lo impuesto en septiembre pasado, según comunicó la entidad monetaria.

Los requisitos que había impuesto el BCRA en la comunicación A7106 vencían el 31 de marzo, pero la entidad monetaria los extenderá hasta el 31 de diciembre introduciendo flexibilizaciones.

La norma original del BCRA indica que para reestructurar las deudas privadas, la entidad monetaria permite a las empresas acceder al mercado de cambios por el 40% del monto del vencimiento.

Para el resto del capital refinanciado, se les permite acceder a un nuevo endeudamiento externo con una vida promedio de dos años.

El directorio del BCRA resolvió introducir nuevas flexibilizaciones, "acordes con la mejor disponibilidad de divisas y como paso de transición hasta la liberación total".

E indica que esta norma alcanzará la reestructuración de deuda de 35 empresas.

Con las nuevas medidas, se eleva de 1 millón dólares a 2 millones de dólares los vencimientos mensuales que deben ser reprogramados.

Y libera de esa obligación a las empresas que a lo largo de 2020 hayan reestructurado sus deudas bajo la misma indicación del BCRA y que este año enfrenten vencimientos de esas reprogramaciones.

Tampoco estarán alcanzados los vencimientos de los nuevos desembolsos de préstamos ingresados a partir de 2020.

La entidad aclara que para facilitar el proceso el BCRA permitió que las empresas puedan acceder al mercado de cambios con una antelación de hasta 45 días corridos a la fecha de vencimiento para cancelar capital e intereses de deudas financieras.

También pueden acceder al mercado de cambios con anterioridad a la fecha de vencimiento cuando la precancelación se concreta en el marco de un proceso de canje de títulos de deuda.

Además, pueden aplicar el cobro de divisas por exportaciones de bienes y servicios para cancelar capital e intereses de deudas reestructuradas.

Ese mismo beneficio está disponible para la nueva deuda o las inversiones directas, lo que, según la entidad, facilitó a las exportadoras que emitan obligaciones negociables en el exterior, que una cuarta parte de ellas pueda ser suscrita por personas jurídicas que tienen dólares depositados en el país.

POCAS RESERVAS LIQUIDAS

La entidad monetaria tomó esta decisión porque contabilizaba hasta ayer reservas internacionales brutas por 39.507 millones de dólares. Pero que pocas son de libre disponibilidad, porque según cálculos como los de la consultora LCG unos 34.600 millones de dólares están compuestos de pasivos y unos 6.500 millones están compuestos de oro y derechos especiales de giro (DEG).

Pero la flexibilización de las medidas viene de la mano de la perspectiva de un positivo ingreso de divisas por exportaciones y tras haber tranquilizado el mercado de cambios de la mano de restricciones para el acceso de divisas, entre las que se encuentra esta norma.

El objetivo que expresa el BCRA es "que las empresas lleven adelante el exitoso proceso de desendeudamiento en moneda extranjera en curso, a un ritmo que resulta compatible con las necesidades de divisas de la economía y la estabilidad cambiaria".

Para el BCRA que asumió con la presidencia de Alberto Fernández en diciembre de 2019, el proceso de endeudamiento externo durante la presidencia de Mauricio Macri (2015-2019) alcanzó también a las empresas del sector privado, que incrementaron en 19.000 millones de dólares sus deudas con el exterior.

Y estas medidas "permiten darle sostenibilidad al proceso encarado por esas empresas para desendeudarse, en el marco de la disponibilidad de divisas para garantizar el normal funcionamiento de la actividad económica".

Según la entidad monetaria, en la primera etapa, "ninguna empresa del conjunto de cuarenta alcanzadas tuvo dificultades para cumplir con el pedido del BCRA".

Entre estas empresas resultó emblemático la reestructuración de la petrolera YPF, la cual había renegociado su deuda en julio de 2020, pero estos lineamientos la obligaron a realizar un canje de deuda que cerró durante este mes.

Acerca de ProfesionalesHoy 36611 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy