La petrolera brasileña Petrobras cerró 2020 con beneficios pese a la pandemia

Río de Janeiro, 24 feb (EFE).- La petrolera brasileña Petrobras, pese a las pérdidas provocadas por la pandemia, obtuvo en 2020 un beneficio neto de 7.108 millones de reales (unos 1.316,3 millones de dólares), más de cinco veces inferior al de 2019 (40.137 millones de reales o 7.432,7 millones de dólares), informó la compañía.

La mayor empresa de Brasil divulgó este miércoles un sorpresivo beneficio el año pasado pese a que los economistas esperaban un resultado negativo por las pérdidas provocadas por la pandemia, que derribaron el consumo interno de combustibles en sus primeros meses y la cotización internacional del crudo durante gran parte del año.

El lucro anual, que no era esperado por el mercado, obedeció a las ganancias por 59.890 millones de reales (unos 11.090,7 millones de dólares) obtenidas por la petrolera en el cuarto trimestre, con las que compensó todas las pérdidas provocadas por la pandemia en los nueve meses anteriores.

Petrobras acumulaba hasta septiembre pérdidas por 52.782 millones de reales (9.775 millones de dólares), provocadas no sólo por la fuerte caída de la demanda con las medidas de distanciamiento social para combatir la covid sino también por un ajuste contable para adecuar sus activos a la caída del petróleo y otros efectos extraordinarios como su adhesión a programas de amnistía tributaria y la recompra de títulos en el mercado.

"En un año marcado por numerosos desafíos provocados por la pandemia y la consecuente caída de la demanda global por combustibles, Petrobras consiguió revertir la trayectoria de su desempeño contable en los primeros meses del año y terminó 2020 con un sólido desempeño operacional y financiero", dijo la empresa en un comunicado.

Las ganancias del cuarto trimestre superaron en un 635 % las del mismo período de 2019 (8.153 millones de reales o 1.509 millones de dólares), se ubicaron muy por encima de las esperadas por los analistas y fueron las mayores para un trimestre desde 2008.

La divulgación del beneficio inesperado se produce en momentos en que la empresa, controlada por el Estado pero que cotiza en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, enfrenta una grave crisis por la decisión del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de cambiar el comando de la compañía.

El líder ultraderechista le pidió a los accionistas de la empresa que destituyan al economista Roberto Castello Branco y lo sustituyan por el general de la reserva del Ejército Joaquim Silva e Luna, lo que despertó temores de que el jefe de Estado pretende intervenir en la política de precios de la petrolera.

La decisión provocó una caída del 21 % de los papeles de la empresa el lunes, que se recuperaron en parte el martes con una subida del 12 %, pese a que el mercado aún mantiene sus temores de que la empresa pueda ser usada electoralmente.

PRESIDENTE DESTITUIDO RECUPERÓ LA EMPRESA EN DOS AÑOS

En sus dos años como presidente de Petrobras, Castello Branco promovió la recuperación de la empresa, que acumulaba gigantescas pérdidas, mediante una programa de ajuste financiero y de venta de activos para que la compañía pudiera concentrarse en las actividades de producción en sus gigantescas reservas marinas.

"Estoy feliz por presentar un informe de desempeño en 2020 con resultado excepcional en un ambiente muy desafiante. En medio de la severa recesión global y de los efectos de un gran choque en la industria de petróleo, prometimos una recuperación. La meta era salir mejor que antes. Y cumplimos", afirmó el presidente de Petrobras en una carta a los accionistas.

Castello Branco atribuyó el resultado de 2020 a la reducción de los costos, al aumento de la producción y a los éxitos del proceso de venta de activos no prioritarios.

Afirmó que la producción de petróleo y de gas natural de la empresa alcanzó un récord en 2020, con 2,84 millones de barriles equivalentes diarios, mientras que los principales competidores del sector tuvieron que reducir su extracción.

Igualmente destacó el aumento del 45,9 % de las exportaciones de crudo de la empresa, hasta un volumen récord el año pasado.

Parte de los beneficios del cuarto trimestre, unos 31.000 millones de reales (unos 5.740,7 millones de dólares), fue atribuido a ajustes contables necesarios para adecuar los activos de la compañía ante el aumento de la cotización del petróleo en los últimos meses del año.

Sin embargo, los ingresos líquidos de la petrolera crecieron un 6 % en el cuarto trimestre frente al tercero, hasta 74.972 millones de reales (13.883,7 millones de dólares), gracias a la subida de las cotizaciones del crudo y a una mayor demanda por combustibles en Brasil, principalmente del sector termoeléctrico.

En el acumulado del año, las ventas se redujeron en un 10 % frente a 2019, hasta 272.069 millones de reales (unos 50.383,1 millones de dólares) en 2020.

Según el balance, la deuda de Petrobras fue reducida desde 87.100 millones de dólares en diciembre de 2019 hasta 75.500 millones de dólares al último día del año pasado.

Además de sus resultados, la empresa divulgó un comunicado en el que anunció que, gracias a las ganancias de 2020, distribuirá entre sus accionistas dividendos por 10.300 millones de reales (unos 1.907,4 millones de dólares), equivalentes al 5 % del capital social y superiores al mínimo obligatorio.

Acerca de ProfesionalesHoy 36609 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy