Los empresarios catalanes reclaman en un manifiesto el fin de la violencia

Barcelona, 1 mar (EFE).- Las patronales catalanas, con Foment y Pimec al frente, asociaciones de comerciantes, de agencias de viajes y gremios como el hotelero, entre más de un centenar de entidades del mundo empresarial y de la sociedad civil, firman un manifiesto en el que exigen a la Generalitat y a los ayuntamientos que pongan fin a la violencia en las calles de Cataluña.

El manifiesto, titulado "Ja n'hi ha prou. Centrem-nos en la recuperació" (Basta ya. Centrémonos en la recuperación), propone además la "inmediata negociación y suscripción de un Pacto de País para la recuperación económica y social de Cataluña", entre fuerzas políticas, administraciones públicas y entidades civiles.

El escrito es la respuesta prácticamente unánime del sector empresarial y económico de Cataluña al cumplirse dos semanas de disturbios y pillajes en las calles de varias ciudades catalanas, sobre todo en Barcelona.

El manifiesto reclama a la Generalitat y a los ayuntamientos que "ejerzan su autoridad democrática y sus responsabilidades sin complejos a fin de recuperar la paz y la convivencia en nuestras calles".

"Ninguna causa justifica actitudes violentas. Para mantener la cohesión social y los puestos de trabajo es imprescindible acabar con la violencia, la mejor aliada para destruir el empleo", asegura el texto.

Los firmantes expresan "su enorme preocupación por los altercados, actos de violencia, destrozos de bienes públicos y privados, y saqueos que se han producido", sobre todo en la capital catalana, más perjudicada por la difusión internacional de las imágenes de lo ocurrido en sus calles.

Así, advierten que se está "perjudicando gravemente la capacidad de Barcelona y de toda Cataluña de atraer turismo de calidad, talento e inversiones", lo que "compromete nuestro futuro colectivo".

Los empresarios lamentan la destrucción de establecimientos comerciales y los saqueos, que las fuerzas de seguridad atribuyen a grupos de radicales organizados especialmente violentos, y exigen que los actos vandálicos "sean erradicados" y que sean objeto "de la más absoluta condena, sin ninguna atenuante".

En esta línea, piden al Govern, a todos los partidos y al nuevo Parlament que se constituya que dé "el máximo apoyo a los cuerpos de seguridad" y, en particular, a los Mossos d'Esquadra, mientras muestran su respeto al ejercicio de los derechos fundamentales de reunión y manifestación, siempre y cuando se haga sin violencia.

Al mismo tiempo, instan a formar un nuevo ejecutivo catalán "sin dilaciones" y que éste sea "estable, cohesionado y activo", con un objetivo principal en el horizonte: la recuperación económica de la crisis provocada por la pandemia.

"No es el momento de las disputas políticas sino de la cooperación, la responsabilidad y la lealtad institucional", subraya el manifiesto, que reclama un Govern "que mantenga el orden" y que "dé seguridad".

Los empresarios y asociaciones del ámbito social y cultural se dirigen también al Ejecutivo central para pedirle que conceda, "de manera inmediata", 50.000 millones de euros de ayudas directas a las empresas, autónomos y sectores más afectados por la pandemia para "salvaguardar" la economía.

Entre los firmantes, destacan las patronales Foment, Pimec, Femcat o Cecot, y asociaciones como Comertia, el Gremio de Hoteles de Barcelona, Barcelona Oberta, el Gremio de la Restauración y asociaciones de agencias de viaje, entre más de un centenar de organizaciones.

Además de entidades del ámbito económico, el manifiesto cuenta con la rúbrica de organizaciones del mundo cultural y social como el RACC.

En el marco de este movimiento, el sector empresarial de Cataluña se ha movilizado también para organizar el próximo 4 de marzo en Barcelona un gran acto de rechazo de los actos vandálicos y para reclamar que se ponga el foco en la defensa de la actividad económica.

La violencia y los actos vandálicos que se han producido en las calles en los últimos días, a raíz de las protestas contra el encarcelamiento de Pablo Hasel, lleva días provocando la reacción del mundo económico, preocupado por cómo puede impactar en muchas empresas que ya están sufriendo la crisis de la covid-19.

De hecho, el Govern y los principales representantes del sector económico, comercial y turístico se conjuraron ya la semana pasada durante un encuentro en Barcelona para erradicar los actos vandálicos y poner freno a los saqueos en negocios.

Acerca de ProfesionalesHoy 36605 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy