La subsidiaria de Iberdrola en Brasil asume la distribuidora de Brasilia

Río de Janeiro, 2 mar (EFE).- Neoenergía, segunda mayor distribuidora de energía de Brasil y subsidiaria del grupo español Iberdrola, asumió este martes la gestión de la Compañía Energética de Brasilia (CEB), empresa que abastece la capital brasileña y cuya concesión se adjudicó en diciembre en una subasta de privatización.

La transferencia de la gestión y de la operación de la distribuidora del Distrito Federal a Neoenergía se prolongó por más de dos meses debido a que la concesión fue cuestionada ante los tribunales, que finalmente la consideraron regular y procedente.

Con su nueva concesión, la subsidiaria de Iberdrola suma 1,1 millón de clientes a los 14 millones con que ya cuenta en todo Brasil, país en el que controla otras cuatro distribuidoras, y se confirma como el mayor rival de Enel Brasil, subsidiaria del grupo eléctrico italiano Enel y líder en distribución en el país con 17 millones de clientes.

En una ceremonia de transferencia de gestión que contó con la participación del gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha, el presidente de Neoenergía, Mario Ruiz-Tagle, anunció importantes inversiones en la CEB para convertirla en una compañía de referencia.

Pese a que no anunció el total que será invertido este año en la distribuidora, Neonergía informó de que en 2021 triplicará el valor promedio que fue invertido por la gobernación de Brasilia en los últimos años, que era de 70 millones de reales (unos 12,7 millones de dólares) anuales.

"En los próximos meses y años trabajaremos incansablemente para que la CEB asuma el papel que le cabe, de referencia nacional. Para ello tenemos listo un robusto plan de inversiones para expandir, modernizar y automatizar la red", afirmó el ejecutivo.

Ruiz-Tagle agregó que tales recursos para modernizar la red y atender la demanda prevista para el futuro buscarán atraer nuevos inversores industriales y comerciales a Brasilia, un distrito con 3 millones de habitantes y la mayor renta per cápita del país.

"Nos comprometimos a invertir como forma de hacer el área de concesión mucho más atractiva para los inversores. Hemos invertido 51.000 millones de reales (unos 9.272,7 millones de dólares) desde que llegamos a Brasil en 1997 y tan solo para este año tenemos previstas inversiones por 6.000 millones de reales (1.090,9 millones de dólares. Sin lugar a dudas, parte de esos recursos vendrán a Brasilia", dijo.

Tan solo en su primer año de los 25 de concesión, la concesionaria prevé la instalación de 150 nuevos reconectores de línea, con lo que aumentará en un 50 % los actualmente existentes.

La concesionaria también prevé realizar este año un detallado mapa de puntos en los cerca de 10.700 kilómetros de las redes de transmisión y distribución y las 41 subestaciones que exigen mejorías.

Neoenergía, controlada por Iberdrola (52,45 %) y que tiene como socios al estatal fondo de pensiones Previ (38,21 %) y al estatal Banco do Brasil (9,34 %), cotiza en la bolsa de Sao Paulo, lo que la convierte en la mayor distribuidora brasileña de capital abierto.

La compañía está presente en 18 de los 27 estados de Brasil, en los que atiende a 15,1 millones de clientes en áreas que tienen una población de 37 millones de habitantes.

Neoenergía cuenta en Brasil con una capacidad de generación de cerca de 4.000 MW, de los cuales casi el 88 % son renovables; controla cinco distribuidoras (Cosern, Celpe, Coelba, Elektro y CEB) y posee casi 679.000 kilómetros de líneas eléctricas.

Acerca de ProfesionalesHoy 36605 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy