El presidente de Rio Tinto deja el cargo por la destrucción de cuevas aborígenes

Sídney (Australia), 3 mar (EFE).- El presidente de la junta directiva de la minera Rio Tinto, Simon Thompson, anunció que no renovará su cargo y saldrá de la compañía este año a raíz del escándalo de la voladura el pasado mayo de dos cuevas aborígenes de 46.000 años de antigüedad.

Thompson, quien ha ocupado el cargo por siete años, admitió su responsabilidad por "los errores que condujeron a este trágico suceso" que tenía por objetivo de expandir las operaciones de extracción de hierro, señaló el martes en un comunicado la empresa.

La futura salida de Thompson, que se anunció junto a la retirada del director no ejecutivo, Michael L’Estrange, se dan después de que el consejero delegado de Rio Tinto, Jean-Sébastien Jacques, y otros dos altos ejecutivos, anunciaran su dimisión el pasado septiembre.

En agosto, Rio Tinto publicó un informe interno, liderado por L’Estrange, sobre la destrucción de las cuevas, que se encuentran cerca del desfiladero de Juukan, una remota zona sagrada para pueblo aborigen Puutu Kunti Kurrama (PKK) y situada en la región de Pilbara, en el noroeste australiano.

Rio Tinto había obtenido permisos para dichas detonaciones en 2013, pero un año después se hallaron unos importantes descubrimientos arqueológicos en las cuevas, que mostraron que son los únicos lugares del interior con evidencias de haber sido ocupado por humanos desde la Edad de Hielo.

Rio Tinto indicó que la expansión le reportaría unos 98 millones de dólares (83 millones de euros) adicionales por la extracción del hierro de alto grado.

Acerca de ProfesionalesHoy 36456 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy