Las restricciones por la pandemia elevaron un 3,1 % el coste laboral en 2020

Madrid, 10 mar (EFE).- Las restricciones a la actividad por la pandemia del coronavirus redujeron el número de horas trabajadas durante el cuarto trimestre del año pasado, de forma que 2020 cerró con un aumento interanual del coste laboral del 3,1 %, el mayor desde 2009 para ese periodo.

Este incremento fue superior, del 3,5 %, si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, según el índice de coste laboral armonizado (ICLA) publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con diez trimestres consecutivos al alza, el aumento del 3,1 % supone una ligera aceleración respecto al tercer trimestre, cuando los costes laborales crecieron un 2,3 %, tras haberse disparado al 8,1 % entre abril y junio, reflejando el confinamiento e hibernación de la actividad de esos meses.

Por componentes y en el índice general, el coste salarial registró un incremento anual del 2,3 %, mientras que los otros costes aumentaron un 5,5 %, recogiendo así el pago de parte de las cotizaciones sociales e incapacidades laborales junto con la caída de las horas trabajadas.

El coste laboral excluyendo pagos extraordinarios y atrasos creció el 3,6 %.

El INE explica que la evolución de las distintas actividades refleja el grado en el que les han afectado las medidas implantadas para contener la pandemia, entre ellas, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Estos expedientes, prorrogados hasta el 31 de mayo, establecen diferentes porcentajes de exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social a las empresas en función de la actividad que desarrollen.

Las secciones que registran los mayores incrementos anuales del coste laboral en el cuarto trimestre de 2020 fueron las industrias extractivas (16 %), las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (9,3 %) y los otros servicios (9,2 %).

El único descenso interanual de los costes laborales se registró en el sector del transporte y almacenamiento (1 %), mientras que el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (0,2 %) y la hostelería (0,6 %) contabilizaron los menores aumentos.

Respecto al coste salarial, el mayor incremento se detectó en las industrias extractivas (8,9 %), actividades inmobiliarias (8 %) y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (7,7 %).

El coste salarial solo disminuyó en el transporte y almacenamiento (2,3 %) y en la hostelería, que fue la actividad más afectada por la pandemia, con un descenso del 4 %, superior al del número de horas trabajadas, mientras que sus otros costes crecieron un 13,5 % por el pago de parte de las cotizaciones sociales e incapacidades laborales.

Las actividades consideradas esenciales, energía, recogida de basuras, información y comunicaciones, actividades financieras y de seguros, administración pública, educación y sanidad, se han visto poco afectadas por la situación actual, señala el INE.

Del resto, las que más impacto han registrado han sido las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento y los otros servicios y, los que menos, la industria manufacturera, la construcción, las actividades profesionales, científicas y técnicas y las actividades administrativas y servicios auxiliares.

El principal objetivo del ICLA (que mide el coste laboral por hora trabajada manteniendo constante la estructura por ramas de actividad) es proporcionar una medida común, comparable y oportuna de los costes laborales para toda la Unión Europea que permita un seguimiento de su evolución.

Acerca de ProfesionalesHoy 39674 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy