Calviño pide «estabilidad y templanza» ante la alta incertidumbre económica

Bilbao, 22 mar (EFE).- La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha pedido, ante este "momento de tremenda incertidumbre y mucho ruido ambiente", que todos actúen "con el máximo de responsabilidad" y proporcionando "elementos de estabilidad, templanza y esperanza".

La vicepresidenta ha mantenido en Bilbao un encuentro con el Círculo de Empresarios Vascos, la organización que reúne a unos cincuenta de los mayores patronos de Euskadi.

Calviño ha descrito el momento económico: "Los indicadores diarios nos envían señales mixtas, coherentes con las restricciones a la movilidad. Hay una ralentización en enero y febrero, en línea con lo que sucede en toda Europa. Todavía estamos en un momento de elevada incertidumbre, todavía hay muchos factores para poder revisar las previsiones".

Entre estos factores, Calviño ha subrayado uno positivo, un "descenso importante, más de 160.000 personas con respecto al pico, de los trabajadores en erte, que han recuperado su trabajo".

A partir de ahora, "tenemos que ver cómo evoluciona la economía en estas semanas y sobre todo ver cómo empieza a recuperarse la actividad a medida que se van retirando las restricciones a la movilidad", ha señalado.

"Quedan semanas duras por delante y esperamos que la recuperación empiece en la segunda parte del año", ha dicho Calviño, aunque ha insistido en que España será el país europeo que más crezca en 2021 y esta senda se va a mantener en el 2022.

"Es el momento de remar todos en la misma dirección, es un momento de tremenda incertidumbre y mucho ruido ambiente, es todavía más importante que todos actuemos con el máximo de responsabilidad y proporcionemos elementos de estabilidad, templanza y esperanza. Confío mucho en la capacidad de nuestro país para recuperarse y confío en la capacidad de nuestro empresariado", ha subrayado.

Desde el Gobierno "más que dedicarnos a hacer estimaciones, lo que hacemos es trabajar en cuatro prioridades", ha destacado.

La primera, "seguir acelerando la vacunación, porque es la mejor política económica. Las noticias son esperanzadoras, la vacunación supone un punto de inflexión y nos permite ver la luz al final del túnel".

La segunda es garantizar la estabilidad financiera internacional, la tercera evitar un impacto estructural en el tejido productivo y el empleo, y la cuarta, la puesta en marcha del plan de recuperación, transformación y resiliencia que incluye los fondos europeos.

Sobre este plan, ha comentado que a partir del segundo trimestre empezarán a publicarse las convocatorias para hacerlo realidad.

En este asunto ha apuntado que los proyectos presentados por el País Vasco -188, que aspiran a 5.700 millones- "están muy alineados con los planes del Gobierno".

Antes de la conferencia, ha respondido a varias preguntas de la prensa, una de ellas en relación con la negociación de la reforma laboral, sobre la que ha comentado: La prioridad "debe ser luchar contra la precariedad, y en esa línea vamos a trabajar. Debemos afrontar ese conjunto de reformas sobre la base del diálogo social que vamos a empezar en las próximas semanas".

Sobre la ley de vivienda, ha comentado que el ministro José Luis Abalos "lidera la preparación de esta ley de vivienda, y están tratándose distintas alternativas razonables"

También ha contestado a las quejas del Gobierno Vasco por la "unilateralidad" del reparto de las ayudas directas a las empresas decididas la semana pasada, a las que la vicepresidenta ha respondido que los criterios de asignación han seguido indicadores objetivos de caída del PIB y aumento del desempleo

Acerca de ProfesionalesHoy 36606 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy