Brufau dice que el Fondo de Sostenibilidad es contrario a la transición energética

Madrid, 26 mar (EFE).- El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha dicho este viernes que el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico es contrario al proceso de transición energética y se ha preguntado por qué no se reclama al sector eléctrico sus responsabilidades pasadas.

Brufau, durante su intervención en la junta general de accionistas, ha explicado que ese fondo, aprobado por el Gobierno y que sacará de los costes fijos de la factura de la luz la financiación a las renovables y repartirá sus costes entre los comercializadores de luz, gas y productos petrolíferos, "confunde erróneamente electrificación con descarbonización".

Ha afirmado que con el fondo se pretende que todos los sectores energéticos financien los extracostes de los proyectos de electricidad renovable de principios de este siglo.

Ha afirmado que "ésto poco tiene que ver con la sostenibilidad futura del sector eléctrico" y ha explicado que con la carga fiscal que soportan los consumidores de combustibles están pagando ya 200 euros por cada tonelada de CO2 emitida a través del Impuesto Especial de Hidrocarburos.

Se ha preguntado si hay otro producto o sector que esté haciendo un esfuerzo comparable y ha señalado que casi la mitad del CO2 que hay hoy en la atmósfera, "y que permanecerá en ella durante cientos de años", procede de la producción eléctrica, principalmente en centrales de carbón.

Brufau se ha preguntado por qué no se reclama al sector eléctrico que haga frente a sus responsabilidades pasadas y que "cuándo han pagado las centrales de carbón un precio por sus emisiones de CO2 comparable al que están pagando todos y cada uno de los consumidores de combustibles".

"¿Se imaginan la cantidad de actuaciones de mitigación de emisiones que hubieran podido llevarse a cabo con los más de 11.000 millones de euros recaudados anualmente en España con tal finalidad a través del Impuesto de Hidrocarburos?", ha dicho Brufau.

El presidente de Repsol ha afirmado que "no se puede expropiar parte de su renta a los consumidores de hidrocarburos arguyendo razones medioambientales, cuando las principales son otras", cuando "se trata, simple y llanamente, de beneficiar a unos pocos y que otros muchos les paguen la factura".

Además, ha dicho que el fondo supone "una importante y arbitraria barrera para la competitividad y el futuro de la industria" y ha añadido que "se ha llegado a decir que el Fondo del Sistema Eléctrico es un clavo en el ataúd de la industria".

También ha criticado "el grave sesgo" que se ha introducido en la discusión de la Ley de Cambio Climático, actualmente en tramitación en el Congreso de los Diputados y que ha dicho que "prioriza, sin razón ambiental alguna, la electricidad sobre otras alternativas renovables".

Según Brufau, la ley pretende prohibir todos los vehículos que emitan cualquier molécula desde el tubo de escape, "independientemente de que tenga o no origen renovable".

Para Brufau, imponer a los vehículos el principio de emisiones directas cero, sin atender a las que se hayan deslocalizado en su proceso de fabricación y en la propia generación eléctrica, es "un torpedo en la línea de flotación" de la economía circular y de la ambición de tener en Europa una industria del refino con estándares de mejores prácticas de sostenibilidad en el mundo.

"Seamos todo lo ambiciosos en materia de descarbonización, pero no nos obliguen a trabajar en la búsqueda de soluciones con una mano atada a la espalda", ha añadido Brufau.

DEMONIZACIÓN DE LOS COMBUSTIBLES FÓSILES

Asimismo, ha dicho que la "demonización de los combustibles fósiles" es una "narrativa fácil que crea la falsa impresión de una solución, en lugar de proporcionar marcos estables que permitan una lucha eficaz contra el cambio climático sin perjudicar la competitividad de la industria".

Brufau ha dicho que la electrificación y las renovables van a ser grandes protagonistas del futuro y ahí va a estar Repsol, con 15 gigavatios (GW) de potencia instalada en 2030, pero sin combustibles líquidos, los aviones no podrán volar y la descarbonización de sectores como el del cemento, el acero, la agricultura o la ganadería, requiere soluciones complementarias a la electrificación.

También ha destacado el papel de la industria y ha afirmado que si España tuviera un mayor porcentaje de su PIB en actividades industriales, habría resistido mejor la crisis de la covid-19.

Ha afirmado que "de esta crisis tenemos que salir con más industria, y no con menos, con más empleo y no más precariedad, capturando para ello todas las oportunidades de los Fondos Europeos Next Generation, con proyectos viables y de ejecución asegurada, "dejando al margen aquellas iniciativas que sólo pretenden cautivar a la opinión pública, pero que no generarán valor alguno para el futuro de nuestro país".

Brufau ha recordado que Repsol ha presentado 30 proyectos a los fondos europeos, con una inversión total asociada de 5.959 millones de euros.

Acerca de ProfesionalesHoy 38676 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy