Marcas como Nike o H&M sufren un boicot en China por el algodón de Xinjiang

Shanghái (China), 26 mar (EFE).- El llamamiento al boicot en redes sociales chinas tras el rechazo al algodón de Xinjiang de marcas foráneas de ropa ha provocado que Nike y Adidas pierdan contratos publicitarios, que H&M sea vetada en las plataformas virtuales o que Hugo Boss asegure que seguirá "comprándolo y apoyándolo".

La campaña comenzó ayer en Weibo, conocido como el "Twitter chino", tras un cruce de sanciones entre China y varios países occidentales a cuenta de las supuestas violaciones de derechos humanos y trabajos forzosos que, según algunos informes rechazados por el Gobierno chino, tienen lugar en esa región.

La Liga de las Juventudes Comunistas fue la que prendió la mecha y la marca sueca H&M, el principal objetivo: el hecho de que el comunicado en el que rechazaba el uso de algodón proveniente de Xinjiang datara de septiembre de 2020 no impidió que se convierta ahora en el blanco de las iras en las fuertemente censuradas redes sociales chinas.

Ya no se puede acceder a la tienda de la compañía en las principales plataformas de comercio electrónico del país y sus establecimientos físicos han desaparecido de los mapas de Baidu y Didi, equivalentes de Google y Uber en China, respectivamente. Todas ellas son empresas privadas.

A esta presión en redes sociales, a la que se han sumado portavoces del Ministerio de Asuntos Exteriores y organizaciones del sector textil y de consumidores del país, también han contribuido más de una treintena de actores y otros chinos famosos, que han roto sus contratos publicitarios con diversas compañías foráneas como Nike, Adidas o Burberry.

HUGO BOSS Y ASICS SEGUIRÁN "COMPRÁNDOLO Y APOYÁNDOLO"

Algunas firmas internacionales ya han tratado de protegerse del boicot chino con comunicados en los que se suman a una campaña que lleva por título "Yo apoyo el algodón de Xinjiang".

En Weibo, la cuenta oficial de Hugo Boss publicó un comunicado anoche en el que apunta: "El algodón de Xinjiang es uno de los mejores del mundo (...). Seguiremos comprando y apoyando el algodón de Xinjiang".

La marca fue más allá y aseguró que siempre "defiende con determinación la soberanía e integridad territorial de China", una mención que alinea el mensaje con el planteamiento de Pekín sobre Xinjiang, que asegura que sus políticas en la zona son parte de la "lucha contra el terrorismo separatista".

En septiembre de 2020, la cadena estadounidense NBC había citado a representantes de esa empresa alemana que aseguraban que habían reclamado a sus suministradores que demostrasen que sus productos no procedían de Xinjiang.

Por su parte, en un comunicado similar, la marca japonesa Asics indicó que sus cadenas de suministro locales incluyen algodón procedente de Xinjiang, que seguirán "comprándolo y apoyándolo" y que la compañía "se opone firmemente" a todas las "acciones de difamación y propagación de rumores sobre China".

Un 10 % de las ventas de Hugo Boss a nivel mundial proceden de China, país que considera una "prioridad clave", mientras que en el caso de Asics la cifra asciende al 12 %.

Otra de las marcas internacionales que se pronunció fue FILA, cuya división local -controlada desde 2009 por el fabricante chino ANTA Sports- defendió el uso del algodón de Xinjiang y anunció su retirada de la Iniciativa para un Mejor Algodón (BCI), la mayor organización mundial dedicada a la sostenibilidad y las buenas prácticas laborales de este material.

LOS COMUNICADOS SOBRE XINJIANG, AL ESCONDITE

En los últimos meses, numerosas compañías internacionales aclararon que no empleaban algodón de Xinjiang ante las acusaciones provenientes de países occidentales sobre los supuestos trabajos forzados en esa región del noroeste chino.

En octubre, la BCI anunció que suspendía su certificación para el algodón de Xinjiang de cara a la campaña 2020-2021 en un comunicado que ya no aparece en su página web.

Sin embargo, su delegación en China afirmó este mes que no se ha encontrado ningún caso de trabajo forzoso en la región desde hace ocho años.

Tras el inicio de la campaña, según el diario oficial Global Times, la española Inditex -propietaria de populares marcas como Zara- también eliminó de su página web un comunicado en el que rechazaba el uso del algodón de Xinjiang.

Por ahora, Nike -para la que las ventas en China suponen el 19 % del total global- mantiene en su página el comunicado en el que niega el uso de ese material, mientras que H&M -China representa un 5 % de sus ventas mundiales- parece haberlo retirado de su web.

Esta mañana, entre los diez temas más debatidos en Weibo figuraban: "Por qué es importante el algodón de Xinjiang", "Cuánto impacto tendrá en las marcas (extranjeras) la pérdida del mercado chino" o "Yo apoyo el algodón de Xinjiang".

Y, mientras tanto, la prensa oficial seguía empleando la táctica del "y tú más" con publicaciones en Twitter como una de la agencia estatal de noticias Xinhua en la que aparece un hombre con un látigo y dos personas recogiendo algodón con el mensaje "La única manera que conocemos de recoger algodón es usando esclavos" y la bandera estadounidense de fondo, en referencia al pasado esclavista del país norteamericano.

Víctor Escribano

Acerca de ProfesionalesHoy 36605 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy