Los países de la UE presionan a Bruselas para aprobar rápido los planes de recuperación

Bruselas, 16 abr (EFE).- Los Gobiernos de la Unión Europea (UE) quieren que la Comisión Europea acelere la evaluación de sus planes nacionales para usar las ayudas del fondo de recuperación, pero ningún país ha enviado todavía el suyo a Bruselas a dos semanas de que expire el plazo fijado inicialmente para hacerlo.

"Es una prioridad tener en primer lugar los planes y tenerlos aprobados lo antes posible. Nos gustaría tener algunas de estas aprobaciones antes del verano", dijo el ministro de Finanzas portugués, Joao Leao, tras la reunión de titulares de Economía y Finanzas de la UE celebrada este viernes por videoconferencia.

Leao, cuyo país ocupa la presidencia rotatoria de la UE, defendió que esto sería un "potente mensaje para los mercados" financieros y ayudará a relanzar rápido el crecimiento, por lo que llamó a los Veintisiete a "finalizar sus planes".

"Es momento de pisar el acelerador y avanzar, estamos en la recta final", dijo.

En juego están los 800.000 millones de euros del fondo de recuperación que se desembolsarán en forma de subvenciones directas y préstamos a los Veintisiete conforme vayan acometiendo los planes de reformas e inversiones pactados con Bruselas.

Los países tienen hasta el 30 de abril para enviar formalmente estos planes a la Comisión, aunque el plazo no es taxativo, y el Ejecutivo comunitario cuenta con dos meses para aprobarlos, tras lo cual el Consejo (los Estados) tiene otro mes más para dar su visto bueno.

"Bastantes Estados miembros vamos a insistir en la necesidad y urgencia de que se aprueben cuanto antes los planes de recuperación (...). No tenemos tiempo que perder para que estas inversiones lleguen a la economía real", dijo la vicepresidenta española Nadia Calviño antes del encuentro.

Y es que el Ejecutivo comunitario lleva meses debatiendo con algunos países los borradores de sus planes -desde octubre en el caso de España- por lo que muchos verían "difícil explicar" por qué aún necesitaría dos meses para la evaluación, apuntaba ayer una fuente diplomática.

OBSTÁCULOS

Bruselas, sin embargo, aún no ha recibido oficialmente ningún plan.

Se espera que España, Portugal, Grecia y Francia sean de las primeras en enviarlos, antes del 30 de abril, según fuentes europeas, y la Comisión cuenta con que la "gran mayoría" lo haga antes de que acabe el mes "o en las próximas dos semanas", dijo su vicepresidente, Valdis Dombrovskis.

Dombrovskis subrayó que para una "rápida evaluación del plan" es necesario que el plan tenga "buena calidad y cumpla los requisitos legales", y advirtió de que "posiblemente habrá un gran número de planes remitidos al mismo tiempo y se requiere cierta capacidad para procesarlos".

La Comisión espera tener aprobados los primeros planes en junio y hacer en julio los primeros desembolsos, siempre y cuando para entonces todos los países hayan ratificado la legislación que le permitirá emitir deuda en el mercado para conseguir la financiación.

Faltan diez países por hacerlo - Alemania, Austria, Hungría, Polonia, Países Bajos, Lituania, Estonia, Finlandia, Rumanía e Irlanda- e inquieta sobre todo la parálisis en Alemania a la espera de que su Tribunal Constitucional se pronuncie, lo que podría retrasar todo el proceso.

ESPAÑA ESPERA LUZ VERDE EN JUNIO

España, que recibirá en total 140.000 millones de euros del fondo, cuenta con estar entre estos primeros beneficiarios.

Calviño afirmó hoy que el plan se enviará "por supuesto" dentro del mes de abril y que esperan que sea aprobado en junio, con lo que las primeras transferencias directas llegarían en el segundo semestre del año.

Nada más recibir el visto bueno de la UE los países tienen derecho a un anticipo del 13 % de sus fondos, algo más de 9.000 millones en el caso de España.

Además de este pago Calviño consideró que "no habrá ninguna duda sobre la conveniencia de hacer un primer desembolso parcial a España" que complete los 27.000 millones de euros presupuestados en 2021 para el plan de recuperación, puesto que ya ha cumplido algunos de los objetivos del mismo.

Calviño confió en que se cumplirá el calendario que maneja la Comisión pese al escollo de la ratificación e insistió en que, en todo caso, el despliegue del plan español no depende de que lleguen las ayudas europeas.

"No nos hemos parado esperando a que lleguen los fondos comunitarios. Tenemos un marco financiero y un marco legal aprobados en diciembre del año pasado que nos permite que ya hayamos dado los primeros pasos para el despliegue efectivo del plan recuperación ya en el curso del año", dijo.

Acerca de ProfesionalesHoy 37000 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy