Brufau y Fainé declaran este viernes por el supuesto espionaje a Sacyr

Madrid, 2 may (EFE).- El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el expresidente de CaixaBank Isidro Fainé declaran el próximo viernes ante la Audiencia Nacional como investigados por un presunto delito de cohecho activo en la causa sobre el supuesto espionaje al expresidente de Sacyr Luis del Rivero.

Esa misma semana, el juez Manuel García Castellón tomará declaración a otros cuatro investigados de esta pieza del caso Villarejo, entre ellos al ex director corporativo de gestión patrimonial de Repsol Joaquín Uris y al ex director general de medios de CaixaBank Antonio Massanell, citados para el miércoles.

Un día más tarde comparecerán en el juzgado el secretario del consejo de administración de Repsol Luis Suárez de Lezo, y el ex director corporativo de servicios patrimoniales de la compañía, Juan de Amunátegui.

Esta pieza separada del caso sobre los negocios del excomisario José Villarejo se centra en el denominado "proyecto Wine", desarrollado entre 2011 y 2012, e investiga si Repsol y CaixaBank acudieron a él para desarticular "una estrategia de sindicación" de Del Rivero "para asociarse con Petróleos Mexicanos (Pemex)" y conseguir "casi un tercio" de las acciones de la petrolera.

El pasado 15 de abril, el magistrado accedió a la petición de la Fiscalía Anticorrupción y acordó imputar a la entonces cúpula de ambas empresas al entender que "probablemente" en alguna de las conversaciones que Brufau mantuvo con Fainé "acordaron compartir dicha información, dada la confluencia de intereses".

Respecto a la participación del resto de investigados, el auto sostiene que el que fuera director de seguridad de Repsol Rafael Araujo comunicó a Suárez de Lezo que tenía el contacto de Villarejo, y le propuso la contratación de los servicios de la empresa de éste, Cenyt.

Del mismo modo, continúa el escrito, Araujo -según sus propias manifestaciones- "siempre" reportó al entonces secretario general de la multinacional española acerca de la información obtenida, "haciéndole entrega de los informes que recibía de Villarejo".

También habría informado a Joaquín Uris, al frente de la dirección corporativa de gestión patrimonial de Repsol, al igual que Juan de Amunátegui, que recibió los informes de Cenyt y validó una de las facturas -en mayo de 2012- por importe de 45.000 euros.

Antonio Massanell, en cambio, era el superior inmediato del ex director de seguridad de CaixaBank Miguel Ángel Fernández Rancaño, ya investigado.

REPSOL RESPALDA A BRUFAU

El pasado 21 de abril, el consejo de administración de Repsol reiteró públicamente su "firme respaldo" a Brufau y Suárez de Lezo, y su total confianza en su "plena honorabilidad personal".

En una comunicación al mercado, la compañía concluía que, tras revisar los "exhaustivos trabajos internos" sobre la contratación de Cenyt, "no existe conducta ilícita o contraria al Código de Ética y Conducta por parte de ningún consejero, directivo o empleado de la compañía, actuales o pasados".

Fainé, por su parte, sigue siendo el presidente de la Fundación La Caixa, principal accionista de CaixaBank, además de presidente de CECA, la patronal de las cajas de ahorros y los bancos creados por ellas. EFE

smv/jlm

Acerca de ProfesionalesHoy 36997 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy