Unicaja Banco y Liberbank sanean sus cuentas antes de la fusión

Madrid, 5 may (EFE).- Unicaja Banco y Liberbank han presentado este miércoles sus cuentas del primer trimestre -que incluyen provisiones para sanear balances- en lo que podrían ser sus últimos resultados por separado, ya que están pendientes de obtener en breve las autorizaciones necesarias para su fusión.

Según han explicado ambas en sus respectivas presentaciones de resultados, en el caso de que todo vaya como esperan y presenten juntas las cuentas de la primera mitad del ejercicio, será entonces el momento de traducir a cifras el impacto de la operación en plantilla y oficinas.

Mientras llega ese momento, ambas están saneando sus balances para estar mejor cubiertas ante posibles insolvencias crediticias derivadas de la crisis del coronavirus, para lo que Unicaja Banco ha dotado 25 millones entre enero y marzo, lo que suma en total 225 millones desde el inicio de 2020.

Liberbank ha apartado 38 millones en este trimestre, que se unen los 121 que destinó a ese fin en 2020, de los 241 dotados en total.

Estas dotaciones lastraron sus respectivos beneficios trimestrales netos, que fueron de 43 millones de euros en la entidad malagueña (-7,4 %) y de 23 millones en Liberbank (+16,8 %).

Actualmente, ambas están inmersas en una intensa actividad, con equipos integrados por trabajadores de los dos bancos, para asegurar "una buena transición" y que la entidad resultante, que conservará el nombre de Unicaja Banco, alcance las sinergias de costes que anunciaron al mercado en su momento.

Han comunicado también a sus accionistas (que aprobaron la fusión el pasado 31 de marzo) el reparto de un dividendo conjunto en cuanto se consume la fusión y lo permita el BCE, con la intención de alcanzar un "pay out" -porcentaje del beneficio recurrente destinado a dividendos- del 50 %, "o bien en metálico o bien mediante la recompra de acciones".

La entidad malagueña aprobó en su junta una distribución de dividendos de 16,91 millones de euros, estructurada en dos tramos, mientras que los accionistas de Liberbank acordaron un reparto de dividendos con cargo al resultado del ejercicio 2020 por importe de 7,86 millones de euros.

La "generación de sinergias" prevista permitirá incrementar el beneficio por acción de ambas en aproximadamente un 50 % respecto a las estimaciones del mercado para 2023 y contarán con ahorros recurrentes de costes de aproximadamente 192 millones de euros anuales (de forma plena a partir del 2023).

Unicaja Banco, con una importante presencia en Andalucía y Castilla y León, cuenta con 6.200 empleados y 1.000 oficinas, mientras que Liberbank, creado por Cajastur-Banco CCM y las cajas de Cantabria y Extremadura, suma 3.700 trabajadores y 579 sucursales.

La sede social del nuevo banco, que será el quinto de España con un volumen de activos cercano a los 110.000 millones, seguirá en Málaga, donde tiene su domicilio Unicaja Banco, pero contará además con centros operativos en esta ciudad andaluza, en Oviedo, clave para Liberbank, y en Madrid.

Acerca de ProfesionalesHoy 36997 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy