E.on vuelve a beneficio y gana 801 millones de euros en el primer trimestre

Fráncfort (Alemania), 11 may (EFE).- La compañía alemana de suministro energético E.on tuvo un beneficio neto atribuido en el primer trimestre de 801 millones de euros, frente a la pérdida de 438 millones de euros un año antes, después de reestructurar con éxito el negocio en el Reino Unido.

E.on informó este martes de que la facturación también mejoró entre enero y marzo hasta 18.402 millones de euros (+4 % que un año antes), pese a la pandemia de la covid-19.

El beneficio operativo subió hasta 1.520 millones de euros (295,8 % más que un año antes) tras el aumento de las ventas de gas porque este año el invierno ha sido más frío en Europa.

El director financiero de E.on, Marc Spieker, dijo al presentar las cifras: "Estamos listos para un comienzo con éxito en el nuevo año".

Spieker destacó que todos los negocios de E.on, que se centra en la electricidad y las redes de energía, tuvieron "un resultado operativo fuerte el primer trimestre" y por ello confirmó los pronósticos para todo el 2021, el plan financiero y de beneficios a medio plazo y su promesa de dividendos.

En el Reino Unido todos los clientes de npower han sido traspasados a la nueva plataforma digital y por ello espera lograr su objetivo de beneficio de más de 100 millones de libras este año, un año antes de lo que había previsto en un primer momento.

La división de redes de energía se mantuvo estable respecto al primer trimestre de 2020, pero respecto al 2019, E.on transportó más energía en Alemania debido al temporal de frío, aunque el aumento de los gastos para la expansión de redes absorbieron el incremento de los beneficios.

El resultado de PreussenElektra, que gestiona las estaciones nucleares en Alemania, y del negocio de generación eléctrica en Turquía, que no forman parte de sus negocios principales, bajó en 80 millones de euros respecto al año pasado debido a la adquisición de derechos de producción de energía residual para las plantas nucleares.

Además, el beneficio de la sociedad de riesgo compartido de generación de E.on en Turquía estuvo afectado negativamente por la reducción de la producción de energía hidráulica y efectos negativos de los tipos de cambio.

La deuda neta se mantuvo en unos 40.800 millones de euros tras la caída de las provisiones para pensiones de 1.700 millones de euros.

Spieker prevé lograr en 2021 un beneficio operativo antes de extraordinarios entre 3.800 y 4.000 millones de euros.

También espera lograr sus planes de beneficio a medio plazo hasta 2023, incluyendo sus promesas de dividendos.

E.on había propuesto el pago de un dividendo de 0,47 euros por acción con cargo al 2020 (0,46 euros por el 2019) y había dicho anteriormente que espera que la retribución a los accionistas aumente hasta un 5 % anual hasta 2023.

Posteriormente, quiere incrementar su dividendo por acción anualmente.

Acerca de ProfesionalesHoy 37569 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy