La eurozona entró en recesión y perdió empleos en el inicio de 2021

Bruselas, 18 may (EFE).- La economía de la eurozona entró en recesión técnica en el primer trimestre de 2021, cuando registró una caída de su producto interior bruto (PIB) del 0,6 % motivada por el descenso en Alemania y el resto de grandes países del euro con excepción de Francia, según los datos revisados publicados hoy por Eurostat.

Además, la tasa de empleo cayó un 0,3 % entre enero y marzo, dejando atrás dos trimestres de mejoras consecutivas, según la primera estimación de la oficina de estadística comunitaria.

En el conjunto de la Unión Europea, el PIB se contrajo un 0,4 % y el número de personas con trabajo bajó un 0,3 % en un trimestre marcado por el refuerzo de las restricciones en muchos países para contener nuevas olas de la pandemia de la covid-19.

La economía europea acumula así dos trimestres de caídas tras haberse dejado un 0,7 % en la eurozona y un 0,5 % en la UE en el último cuarto de 2020 -lo que permite declarar la recesión técnica- y sigue por debajo del nivel previo al estallido de la pandemia.

Entre enero y marzo todas las grandes economías vieron descender su PIB con excepción de Francia, que creció un 0,4 % trimestralmente.

En Alemania el PIB retrocedió un 1,7 %; en España y Países Bajos, un 0,5 %, y en Italia, un 0,4 %, si bien en el conjunto de la UE los principales descensos se registraron en Portugal (-3,3 %), Letonia (-2,6 %) y Eslovaquia (-1,8 %).

Por el contrario, los principales avances del PIB se observaron en Rumanía (2,8 %), Bulgaria (2,5 %) y Chipre (2 %).

En comparación con el primer trimestre de 2020, el PIB bajó un 1,8 % en el área de la moneda única y un 1,7 % en los Veintisiete, tras haber retrocedido un 4,9 % y 4,6 % interanual, respectivamente, en el trimestre previo.

Los principales descensos se registraron en Portugal (-5,4 %), España (-4,3 %) y Alemania (-3 %), mientras que los únicos aumentos se dieron en Francia (1,5 %), Lituania (1 %) y Eslovaquia (0,5 %).

El retroceso de la economía europea contrasta con la evolución en Estados Unidos, cuyo PIB aumentó un 1,6 % trimestral y un 0,4 % interanual entre enero y marzo.

Pero la Comisión Europea espera que el segundo trimestre marque un cambio de tornas y suponga el retorno del crecimiento, que ganará ímpetu en la segunda mitad de año gracias al allanamiento de las medidas de contención, el aumento de la vacunación y el impacto del fondo de recuperación europeo.

Bruselas estima en concreto que el PIB crecerá un 4,3 % en la eurozona y un 4,2 % en la UE este año, lo que le permitirá alcanzar el nivel previo a la pandemia antes de lo previsto inicialmente, aunque algunos países, como España, no lo recuperarán hasta finales de 2022.

La recuperación de la actividad tardará algo más en notarse en el empleo, que se mantendrá sin cambios este año en ambas zonas y solo empezará a crecer en 2022, según las últimas previsiones de la Comisión.

El descenso del empleo constatado en el primer trimestre, del 0,3 % tanto en la eurozona como en la UE, supone un cambio de tendencia, ya que el cuarto trimestre de 2020 se cerró con un aumento del 0,4 % en el número de personas ocupadas en ambas zonas y en el tercer trimestre se había registrado una mejora del 1 % en la eurozona y del 0,9 % en los Veintisiete.

En comparación con los tres primeros meses de 2020, el descenso fue del 2,1 % en la eurozona y del 1,8 % en la UE, en ambos casos dos décimas mayor que el registrado en el último cuarto de 2020, según Eurostat, que este martes no difundió cifras de empleo por país.

Acerca de ProfesionalesHoy 37577 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy