El Gobierno confía en que la suspensión de aranceles de EEUU sea definitiva

Madrid, 3 jun (EFE).- El Gobierno ha celebrado la decisión de EEUU de suspender durante 180 días la aplicación de aranceles adicionales a siete categorías de productos de España, entre los que están el calzado o los bolsos, y confía en que sea algo definitivo.

En un comunicado, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se "felicita" por la decisión de EEUU, anunciada ayer, de suspender estos aranceles planteados como respuesta a las tasas digitales acordadas en seis países, entre ellos España.

Con esta suspensión, explicó Estados Unidos, se busca "dar tiempo" a una "solución multilateral" en el marco del G20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Industria detalla que las siete categorías de productos afectados -gambas, pulpos, bolsos, cinturones y bandoleras, calzado, sombreros y gorros, y artículos de cristal- sumaron en 2020 un valor de comercio de 227,4 millones de dólares.

Los aranceles adicionales, ahora suspendidos, serían del 25 %.

"El anuncio de la inmediata suspensión constata que Estados Unidos mantiene su compromiso de alcanzar un consenso sobre cuestiones fiscales internacionales a través de los procesos de la OCDE, compromiso que desde el Gobierno español también compartimos", añade la nota.

España y Estados Unidos, señala el Gobierno, están trabajando "intensamente" en el seno de la OCDE para lograr un acuerdo sobre una arquitectura fiscal global que grave de forma justa las ganancias relacionadas con la propiedad intelectual (IP) y la digital.

"La resolución completa solo es posible en el contexto de un acuerdo global más amplio sobre tributación internacional", subrayan.

La investigación sobre el impuesto digital por parte de la oficina de la Representante de Comercio Exterior de EE.UU. (USTR, en inglés) se abrió el año pasado bajo la presidencia de Donald Trump (2017-2021), cuando dijo que estos países buscaban "penalizar a unas compañías tecnológicas en concreto por su éxito comercial".

La tasa digital que entró en vigor en enero año en España afecta a las empresas que facturen más de 750 millones de euros en el mundo y 3 millones en el país.

La OCDE trabaja en una propuesta internacional en la que plantea que las grandes corporaciones tributen donde estén sus usuarios, sin importar el domicilio fiscal de las compañías.

De este modo, grandes firmas tecnológicas como Google, Apple, Facebook o Amazon pagarían una parte de sus impuestos en los mercados donde generan sus beneficios, después de que se las haya acusado de recurrir a mecanismos de ingeniería fiscal para radicar su sede en países de baja carga impositiva y reducir así sus obligaciones fiscales.

Acerca de ProfesionalesHoy 38603 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy