Un encuentro entre políticos y empresarios da el pistoletazo de salida al MWC

Barcelona, 27 jun (EFE).- El Mobile Lunch, un encuentro entre empresarios, emprendedores y políticos, ha dado este domingo en Barcelona el pistoletazo de salida al Mobile World Congress (MWC), que empieza oficialmente mañana con alrededor de 30.000 asistentes y el objetivo de recuperar la normalidad tras la pandemia.

El evento se ha celebrado un año más en el emblemático Mercat de la Boquería y ha reunido a unos 150 representantes del ecosistema digital y emprendedor, así como a organizadores del congreso, políticos, miembros del mundo empresarial y agentes involucrados en las acciones de Mobile World Capital Barcelona.

Con marcado tono distendido, los participantes han podido disfrutar de un piscolabis en el que tanto la mascarillas como la distancia de seguridad han sido las grandes ausentes, en un contexto diametralmente opuesto al que se prevé durante el congreso, que se celebrará hasta el 1 de julio en el recinto de Fira Gran Vía bajo estrictas medidas sanitarias.

Además de una primera toma de contacto, el Mobile Lunch ha servido también para verbalizar las ansias de que el congreso, el mayor evento de tecnología del mundo, siente las bases de la recuperación económica poscovid.

"Hoy es un día muy importante (...). Es el síntoma de la reapertura del mundo", ha afirmado el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, quien ha añadido que, con el MWC, "el negocio ha vuelto a Barcelona" y ha recordado que la próxima edición del congreso se celebrará en la capital catalana en febrero, cuando suele ser habitual.

Ha destacado también la relevancia de volver a la presencia el consejero delegado de la Mobile World Capital Barcelona, Carlos Grau, quien ha llamado a "construir juntos una nueva sociedad que aproveche la tecnología para mejorar la vida de las personas".

Según Grau, el MWC, además de "reafirmar Barcelona como capital mundial del móvil", contribuirá también a convertirla en "uno de los mejores hubs tecnológicos y de 5G" del planeta y a situar al conjunto del país como "referente del humanismo tecnológico".

La Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia artificial, Carme Artigas, ha asegurado que esta edición del congreso "marcará un antes y un después" y "servirá de punto de inflexión" para establecer "los retos planetarios que decidirán hacia dónde caminamos en la transformación digital, absolutamente clave para la reconstrucción económica y social".

"Es el pistoletazo de salida para un año en el que nos ponemos de nuevo en marcha", ha destacado Artigas, quien ha resaltado la importancia de desplegar "infraestructuras de conectividad y 5G" para "replantear nuestra forma de estar en el mundo".

Ha participado también en el Mobile Lunch el vicepresidente y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, para quien el MWC "sitúa a Cataluña como epicentro tecnológico": "Es una marca digital impagable".

Puigneró ha celebrado que estemos "volviendo a la normalidad" y ha recordado que el ejecutivo catalán han subvencionado a todas las empresas presentes en el pabellón de la Generalitat, cuyo lema de este año será "5G es la nueva movilidad".

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, ha lanzado un mensaje de "optimismo y confianza" por el hecho de que "las empresas tecnológicas hayan apostado por Barcelona", donde ya se está recuperando "la actividad de ferias y congresos".

"La ciudad vuelve a ponerse de pie", ha enfatizado el teniente de alcalde barcelonés.

Acerca de ProfesionalesHoy 38052 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy