El 5G permite atender emergencias en alta mar en contacto con personal médico

Barcelona, 29 jun (EFE).- La tecnología 5G permitirá que servicios de emergencia hagan una ecocardiografía en lugares remotos -por ejemplo, en alta mar- y esta sea transmitida en directo a un centro hospitalario, cuyos profesionales ayudarán a asistir al enfermo.

Así lo demuestra el proyecto 'Emergencias pediátricas en entornos marítimos', impulsado por Mobile World Capital Barcelona junto a la iniciativa público-privada 5G Barcelona, el Hospital Sant Joan de Déu, Vodafone, el Port de Barcelona y la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR), con la colaboración de Philips y Biotronik y el apoyo de la Generalitat.

La prueba piloto presentada este martes en el Mobile World Congress (MWC) ha mostrado cómo un dispositivo subcutáneo capaz de detectar anomalías en los ritmos cardíacos avisaría, en caso de necesidad, al Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y al Sant Joan de Déu.

Ello permitiría en primer lugar al SEM activar de forma inmediata su protocolo y al Sant Joan de Déu llamar a la familia del menor para conocer de primera mano cuál es la situación, algo solamente posible si el 5G logra dar conectividad donde ahora mismo no llega el 3G ni el 4G.

Entonces, el equipo del SEM desplazado hasta el lugar asistiría al enfermo en contacto directo, con una tableta de alta resolución con 5G, con el centro hospitalario.

Incluso gracias a un ecógrafo "ultraportátil" Philips Lumify y un móvil 5G usado como router se efectuaría una ecocardiografía para valorar con más detalle el estado de salud del paciente.

Trasladado luego el enfermo hasta tierra firme, se le atendería en una ambulancia pediátrica y sería llevado al correspondiente hospital.

Todo esto es algo que ya podría aplicarse mañana mismo, según ha explicado en rueda de prensa el director general del SEM, Antoni Encinas.

Pero no será posible si no se implementa paulatinamente la conexión 5G -en algunos sitios, como el Port de Barcelona, ya funciona- y no se generalizan los citados dispositivos subcutáneos, especialmente entre enfermos crónicos.

Hay más ejemplos en los que se podrían evitar muertes, como embolias en personas que se encuentran solas y de las que no se tienen conocimiento hasta que se da cuenta otra persona; si un dispositivo avisara automáticamente a los servicios de emergencia, estos casos -se dan "varios al día", según Encinas- podrían resolverse de forma positiva.

"La monitorización remota permite un seguimiento continuado desde cualquier punto del planeta: contar con herramientas como el 5G permite que esto se pueda hacer de una manera inmediata, facilitando así la actuación inmediata en casos graves", ha explicado la cardióloga pediátrica del Sant Joan de Déu Georgia Sarquella.

Acerca de ProfesionalesHoy 38031 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy