Ryanair espera superar en 2022 el volumen de pasajeros de antes del covid-19

Madrid, 6 jul (EFE).- Ryanair espera el próximo año no sólo recuperar los volúmenes de pasajeros de 2019, también en España, sino incluso superar las cifras de antes de la pandemia del covid-19, según su director de Márketing, Comunicación y Digital, Dara Brady.

Gracias al avance del proceso de vacunación y el aumento de la demanda, la aerolínea irlandesa vuela con más del 70 % de ocupación, que podrá elevarse al 95 % en la temporada de invierno, con niveles de operaciones ya muy similares a las de antes de la pandemia.

Ryanair ofrecerá este verano en España 60 rutas a 28 países, además de 70 conexiones nacionales, realizando 2.500 vuelos semanales. En Madrid, tiene programadas 46 rutas, dos de ellas nuevas y un total de 250 vuelos semanales.

Brady ha destacado el compromiso de la compañía aérea de bajo coste con el mercado español, donde tiene radicados 70 aviones (7.000 millones de dólares de inversión) y crea más de 2.000 puestos de trabajo directos.

Con toda su plantilla en España ya fuera del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y, además, llevando a cabo nuevas contrataciones, la compañía podrá volver pronto al número de trabajadores que tenía antes de la covid.

PRIMEROS AVIONES BOEING 737 MAX

Asimismo, la compañía ha empezado a recibir sus primeros aparatos Boeing 737 MAX, que tienen un 4 % de asientos más, y de las que ya dos unidades operan entre Bérgamo (Italia) y Londres Stansted, mientras otras 50 (12 en verano) llegarán hasta marzo de 2022.

En España, las primeras unidades podrían empezar a operar a finales de la temporada de invierno.

SLOTS DISPONIBLES TRAS LA COMPRA DE AIR EUROPA POR IBERIA

En cuanto a la compra de Air Europa por parte de Iberia, Ryanair estudiará en su momento, tras la decisión de la Unión Europea (UE) sobre las posibles desinversiones en 'slots' (permisos de despegue y aterrizaje) que tendrán que ejecutar para que se autorice la operación, cuáles de los que queden disponibles tienen sentido para el negocio de la compañía.

"Vamos a ver qué pasa", pero, en un principio, ha descartado la opción de negociar directamente con Iberia y se ha decantado más por acudir a la puja de aquellos que podrían interesarle a Ryanair, sobre todo desde el punto de vista de los horarios.

Según Brady, Ryanair ha sido una de las primeras aerolíneas en contribuir al inicio de la recuperación del turismo en España, pero es fundamental que el Gobierno tome medidas para incentivar el crecimiento del tráfico aéreo para que nuestro país no se quede atrás frente a otros destinos competidores europeos.

El directivo ha criticado la intención de Aena de subir las tasas aeroportuarias porque, a su juicio, no es el momento para ello, sino para estimular la demanda y la oferta de las aerolíneas.

En su opinión, no tiene sentido que las aerolíneas como es el caso de Ryanair pongan todo su esfuerzo para impulsar la demanda, rebajando sus precios -por ejemplo, la compañía lanzará mañana una promoción de dos por uno-, mientras que el gestor aeroportuario sube sus tarifas.

Ha advertido de que, si finalmente Aena incrementa las tasas, en contra de las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la compañía revisará su programación y la ubicación de sus aviones.

Brady también ha criticado la forma en la que se ha aplicado y repartido las ayudas estatales destinadas a aerolíneas en apuros por la pandemia, que ha tachado de discriminatoria y en algunos casos ilegal.

Ha explicado que el grupo irlandés no está en contra de ellas, sino que reclama su disponibilidad para todos y no sólo para las compañías basadas en España, lo que impide a Ryanair, aunque lo quisiera, poder acceder a ellas.

Además, dichos apoyos se ha concedido en Europa a algunas aerolíneas que ya tenían dificultades antes de la pandemia y, a largo plazo, no podrán devolverlos, lo que distorsiona la competencia y el mercado, ha señalado.

Muchas aerolíneas van a disminuir su tamaño, reduciendo sus flotas, sin posibilidad de renovarlas, al tener que ir devolviendo los préstamos, y el volar con aviones viejos incrementará sus costes, ha augurado.

Además, debido precisamente a que se ha ayudado a compañías que ya tenían dificultades antes, como por ejemplo TAP o Alitalia, se va a ralentizar el proceso de consolidación del sector en Europa.

Ryanair, sin embargo, con 200 nuevos aviones en camino y el objetivo de alcanzar 200 millones de pasajeros en 2026, no necesita participar en él para crecer, ha agregado.

Acerca de ProfesionalesHoy 38031 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy