La UE da el visto bueno final para que España reciba los fondos europeos

Bruselas, 13 jul (EFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) dieron este martes luz verde al plan de recuperación de España, con lo que el país puede empezar a recibir los 69.500 millones de euros que obtendrá del fondo de recuperación comunitario por la pandemia hasta 2026.

El primer pago será un anticipo de 9.000 millones de euros que la Comisión Europea (CE) prevé entregar en las próximas semanas, una vez se firmen los últimos documentos oficiales.

Además del español, los ministros aprobaron los planes de Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Letonia, Luxemburgo, Portugal y Eslovaquia, que fueron los primeros en obtener el aval del Ejecutivo comunitario para beneficiarse del fondo comunitario de 800.000 millones

Para la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos de España, Nadia Calviño, la aprobación "allana el camino para la implementación de las inversiones y reformas del (fondo) Next Generation EU para una recuperación fuerte, verde, digital, inclusiva y justa en Europa", escribió en Twitter desde Madrid, donde asistió a la reunión del primer Consejo de Ministros tras la remodelación del Gobierno.

España, segunda beneficiaria del fondo con más de 140.000 millones de euros disponibles, usará las ayudas para implementar programas de movilidad sostenible, rehabilitación de vivienda, modernización de las Administraciones públicas o digitalización de pymes, entre otras inversiones, y acometer reformas como la del mercado laboral, la de pensiones o la fiscal.

Bruselas calcula que el plan aportará un 2,5 % adicional al producto interior bruto (PIB) solo con las inversiones, un impacto que podría alcanzar el 10 % si se cuenta también el efecto de las reformas.

PRÓXIMOS PASOS

Con el visto bueno del Consejo, el último paso formal antes de poder recibir el anticipo de 9.000 millones es firmar el acuerdo de financiación entre el Gobierno y la Comisión Europea, un trámite que el Ejecutivo espera completar lo más rápido posible, pero que podría llevar algunas semanas.

Bruselas espera que estos acuerdos puedan firmarse de aquí a finales de julio y que los primeros pagos se efectúen en las próximas semanas, según indicaron el vicepresidente comunitario, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

El resto de los desembolsos hasta 2026 serán semestrales y estarán condicionados a que los países demuestren que han logrado los objetivos de su plan en el calendario fijado con la Comisión.

España prevé solicitar ya este año un primer desembolso de unos 10.000 millones de euros, que está ligado a más de 50 hitos y objetivos que ya se han cumplido entre marzo de 2020 y junio de 2021, por lo que el Gobierno espera que no haya ningún problema para recibirlo.

La Comisión Europea comparte su optimismo.

"España ha puesto mucho énfasis en la naturaleza anticipada del plan, tanto en términos de implementación de las reformas e inversiones como de recepción de desembolsos, así que es probable que podamos pagar no solo el anticipo sino también el próximo desembolso durante este año", dijo Dombrovskis en la rueda de prensa tras la reunión.

EL RETO DE LA IMPLEMENTACIÓN

España ha optado, efectivamente, por concentrar la mayor parte de las reformas e inversiones en los tres primeros años del plan, lo que se refleja en el volumen de desembolsos previstos: aproximadamente 19.000 millones en 2021, 18.000 millones en 2022, 17.000 millones en 2023, 8.000 millones en 2024, 3.000 millones en 2025 y 4.000 millones en 2026.

Desde el Gobierno reconocen que el calendario es ambicioso, pero defienden que era necesario desplegar cuanto antes el potencial del fondo para responder al golpe de la covid-19 y activar la recuperación. Y aseguran que los socios comunitarios, que preguntaron por esta estrategia durante las discusiones a nivel técnico, entienden el planteamiento.

Los ministros no debatieron hoy sobre países específicos, sino sobre la implementación y el control de los planes en general.

"No he sentido preocupación, he oído más bien el deseo y la necesidad de controlar el dinero y las inversiones para cumplir los objetivos", explicó el ministro de Finanzas esloveno, Andrej Sircelj, cuyo país preside el Consejo de la UE este semestre y quien calificó de "muy positivo" el debate.

Y es que la vigilancia de la UE se centrará de aquí en adelante en la implementación de los planes, que obligará a los países a absorber un volumen de fondos sin precedentes en tiempo récord y determinará el éxito de una iniciativa histórica.

Solo con los doce planes aprobados hoy se han asignado ya 392.193 millones del fondo de recuperación y la Comisión tendrá que abonar 49.991 millones de euros en anticipos.

El Ejecutivo comunitario realizó este mismo martes una tercera emisión de deuda para financiar el fondo en la que, según fuentes del mercado, captó 15.250 millones, con lo que habría recaudado ya 50.250 millones de euros.

Así, Dombrovskis confió en que puedan abonar en un único pago el anticipo para los doce países cuyos planes están aprobados.

Los ministros económicos se reunirán de forma extraordinaria el 26 de julio, esta vez por videoconferencia, para aprobar el resto de planes que hayan sido avalados por la Comisión hasta entonces. De momento, son Eslovenia, Lituania, Chipre y Croacia.

Acerca de ProfesionalesHoy 38093 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy