Renault vuelve a los beneficios y gana 368 millones de euros hasta junio

París, 30 jul (EFE).- Renault anunció este viernes el retorno a los beneficios en el primer semestre del año, en el que obtuvo un beneficio neto de 368 millones de euros.

El grupo automovilístico francés había perdido 7.386 millones de euros en el mismo período del año pasado, debido el fuerte impacto de la pandemia en el sector, y ganado 1.048 millones en el primer semestre de 2019, último ejercicio en circunstancias normales.

La facturación alcanzó 23.357 millones de euros, un 26,8 % más que hace un año pero un 16,7 % menos que en 2019, detalló la compañía en un comunicado.

"Hemos vuelto a ganar dinero en nuestra actividad principal", destacó el consejero delegado del grupo, Luca de Meo, en una conferencia telefónica con analistas financieros.

Las ventas globales fueron de 1.422.563 vehículos con un aumento de un 18,7 % frente al primer semestre de 2019, aunque quedaron un 24,2 % por debajo de las de 2019.

La contribución de la japonesa Nissan al beneficio neto fue de 100 millones de euros, frente a la pérdida de 4.817 millones del primer semestre del año pasado.

La compañía destacó la mejora de otros indicadores, como el margen operativo sobre las ventas y el flujo de caja (-70 millones frente a los -6.375 millones de hace un año y los -716 de 2019), o que el objetivo de reducir costes fijos por 2.000 millones de euros se logrará para finales de 2021, un año antes de lo previsto, según subrayó De Meo.

"Estos resultados son el fruto de nuestro plan estratégico Renaulution, centrado en la rentabilidad. Marcan la primera etapa de nuestra recuperación, que debe acelerarse con la llegada de nuevos vehículos en preparación", señaló Luca de Meo en el comunicado que divulgó los resultados.

Sobre los nuevos modelos, destacó la importancia del retorno del R5 sobre una nueva plataforma eléctrica del segmento B, que llegaría en 2024 con el objetivo es "democratizar el vehículo eléctrico en Europa".

La mejora de las finanzas del grupo se ha producido a pesar del impacto negativo del cambio de divisas en algunos de los países en que opera, como Argentina, Brasil o Rusia.

Aun así, Renault advirtió que los problemas de suministro de componentes, sobre todo semiconductores, podrían suponer dejar de fabricar unas 200.000 unidades hasta fin de año, mientras que el aumento de precio de algunas materias primas dejará la mejora del margen operativo de todo el año en el mismo nivel que la de la primera mitad.

La subida de las materias primas afecta a productos como cobre o aluminio y podría suponer un aumento del coste de fabricación de unos 500-600 euros por vehículo, "incluso más", destacó la responsable de finanzas del grupo, Clotilde Delbos, en una conferencia con periodistas.

Delbos dijo que los fabricantes pueden pasar parte del aumento a los consumidores pero también compensarlo con un aumento de la productividad y la eficiencia interna, "que es lo que intentamos hacer".

Acerca de ProfesionalesHoy 38714 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy