Las aguas de interior se ofrecen como alternativa al turismo de sol y playa

Madrid, 1 ago (EFE).- La oferta de sol y playa ha sido uno de los grandes estandartes turísticos de España, pero los lagos, ríos y embalses son una buena alternativa para los que prefieren el interior y una oferta no masificada, sin perder el contacto con el agua, en la España rural.

Ríos, lagos, embalses, pozas o piscinas naturales en todas las comunidades autónomas esperan al viajero, que antes de elegir un destino debe comprobar si está permitido el baño por razones sanitarias, ambientales o de seguridad.

Zonas que, además de permitir disfrutar de la naturaleza, ofrecen gastronomía, la historia de la región o actividades como el senderismo o los deportes de aventura.

Como explica la responsable de prensa y Eventos de la plataforma especializada en turismo rural EscapadaRural.com, Empar Baños, "todo esto encaja con la filosofía de 'slow travel', muy vinculada a turismo rural", que implica "desconectar, relajarse, estar con la familia y amigos y practicar deporte".

Esta mezcla de naturaleza y deporte, tras meses de restricciones, llega también como un atractivo al que se le puede sumar un componente histórico.

Así lo compagina la compañía de guías TT Aventura, que, desde Aínsa (Huesca), ofrece paseos en lancha motora, piragua o paddle surf, entre otras actividades, en el embalse de Mediano.

A estos paseos se les suman rutas históricas por el lugar, con las que visitan localidades inundadas, o de carácter más ambiental, con las que observan la flora y fauna de la zona -excursiones que en muchos casos solo se pueden realizar desde el agua-.

El gerente de la compañía, Tete Mozota, detalla a Efeagro que estos parajes superan a los paisajes marítimos, ya que ofrecen las mismas actividades acuáticas, como paseos en barco, piraguas o surf, pero suma una riqueza más variada del entorno.

"Voy a hacer el paseo en barca, pero tengo la riqueza de la orilla, que puede ser paisaje modificado como un pueblo abandonado o sumergido y una gran variedad de aves", ejemplifica Mozota, quien precisa que los paseos que ofrecen van acompañados de guías que interpretan el entorno y educan sobre materia ambiental.

La pandemia también ha afectado a su economía, ya que su facturación ha caído inevitablemente, pero han visto cómo parte de la ausencia de turistas extranjeros ha sido suplida por los viajeros nacionales durante los meses de verano.

Su éxito también depende de la capacidad de los embalses de la zona y en estos días el porcentaje es alto, un aliciente para los que quieran apostar por este tipo de escapadas.

Sin embargo, la facturación del año no está garantizada, ya que depende del gasto de los visitantes, de cuántos vayan y de cuántos meses puedan permanecer activos.

Por ello, pide que esta clase de entornos reciban más impulso por parte de la Administración, para poder ampliar sus servicios e infraestructuras, y fomentar esta clase de actividades a futuro.

También hay alojamientos rurales que se benefician de estar cerca de una playa de interior, como el alojamiento La Facera, que ofrece cabañas para los que se animen a hacer turismo por Valparaíso, en Zamora.

La propietaria, María Teresa Blanco, apunta que está registrando un verano con julio al 75 % y un agosto completo", mejor incluso que en años anteriores.

Considera que el estar cerca del embalse de Valparaíso cuenta con el doble atractivo de los que buscan el agua junto con los que están más interesados por la fauna local, como los que viajan hasta la zona para ver el lobo.

Otra propietaria convencida del éxito que supone para su alojamiento estar cerca de aguas de interior es María del Mar Vila, propietaria del Hotel Rural Albamanjon, ubicado en el Parque Natural Lagunas de Ruidera (Albacete).

Recalca que sus clientes les eligen por su cercanía a la laguna de San Pedro, donde ofrecen actividades acuáticas para quien se anime a acercarse a la zona.

"Es fundamental ahora en verano. La gente viene a disfrutar del agua y a hacer actividades y a bañarse", asegura.

Ante la pregunta de si las aguas de interior son mejores que las playas de mar, responde: "Es más tranquilo, hay menos afluencia de gente" y eso favorece poder mantener las distancias en tiempos de pandemia.

Carlota Ciudad

Acerca de ProfesionalesHoy 38680 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy