La producción industrial se estanca en julio y solo avanza el 0,4 % anual

Madrid, 10 sep (EFE).- La producción industrial se estancó en julio, con un avance de solo el 0,4 % interanual, casi once puntos por debajo de la tasa registrada en junio, lo que se debe en parte al efecto de la comparación con julio de 2020 cuando la actividad ya se estaba recuperando.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este viernes el índice de producción industrial (IPI) de julio, que deja atrás las altas tasas de crecimiento del trimestre anterior, con el máximo marcado en abril (50,3 %), que ya se moderó algo en mayo (27,9 %) y en junio (11,2 %).

Por sectores, influyeron a la baja en la evolución los bienes de equipo, que registraron una caída interanual del 5,3 %, y la energía, que retrocedió un 4,5 %.

Por el contrario, influyeron al alza los bienes intermedios, con un aumento del 6,7 % interanual.

Los bienes de consumo tiraron también al alza del indicador, con un crecimiento del 2 %, que llegó al 7,4 % en el caso de los bienes de consumo duradero, mientras que los de consumo no duradero solo se incrementaron el 1,5 %.

Por regiones, la tasa anual de producción industrial creció en once comunidades y disminuyó en las otras seis.

Por encima de la media nacional (0,4 %) creció en Asturias (18,3 %), Baleares (17,8 %), La Rioja (12,8 %), Extremadura (12,6 %), Navarra (9,8 %), Cantabria (6 %), Canarias (4,2 %), Cataluña (3,3 %), Galicia (2,2 %), Castilla-La Mancha (2,1 %) y País Vasco (2,1 %).

Los descensos se registraron en Andalucía (2,1 %), Madrid (2,5 %), Comunidad Valenciana (3,4 %), Aragón (6 %), Castilla y León (6,4 %) y Murcia (10,6 %).

Los expertos consultados por Efe atribuyen el estancamiento de la producción industrial a los problemas en las cadenas de suministro en algunas industrias y a la incertidumbre ante la evolución de la variante delta del coronavirus.

Así, el director de inversiones en Luna y Sevilla Asesores, José María Luna, ha asegurado que "se confirma que la zona euro, igual que el resto del mundo, entra en un escenario de menor crecimiento económico", algo que achaca a varios factores.

"Uno de ellos son los cuellos de botella que están impactando a la fabricación de automóviles", entre ellos, derivado del retraso en los insumos para poder hacer frente a la demanda generada, aunque también afecta la variante delta.

"Hay ganas de volver a la normalidad y reactivar, pero también existe cierta cautela con lo que puede ocurrir en los últimos meses del año", ha considerado Luna, al tiempo que ha alertado también del impacto que tendrá en la producción industrial el alza de precios del gas o de la luz.

El economista investigador del Centro de Políticas Económicas EsadeEcPol Carlos Victoria ha atribuido la parálisis de la producción a los problemas en las cadenas de suministro de algunos materiales como los semiconductores, un comportamiento agravado por el encarecimiento del transporte marítimo.

Ambos fenómenos, ha añadido, "se explican parcialmente por el impacto que está teniendo la variante delta en países asiáticos, lo que está haciendo que el coste de los contenedores de distribución marítima aumente".

Asimismo ha considerado que "este tipo de tensiones son relativamente normales en un escenario de vuelta a la normalidad y de recuperación, si bien es probable que la situación no se estabilice hasta dentro de varios meses pudiendo afectar por ejemplo al desarrollo normal de la campaña de navidad".

Acerca de ProfesionalesHoy 38700 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy