El Gobierno congela las tarifas que Aena cobrará a las aerolíneas hasta 2026

Madrid, 28 sep (EFE).- El Gobierno ha establecido, mediante la aprobación hoy del plan quinquenal de Aena para 2022-2026, denominado Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA II), una "congelación" de las tarifas que el gestor aeroportuario cobrará a las aerolíneas en los próximos cinco años, aunque no ha facilitado más detalles al respecto.

Las tarifas de Aena se sitúan así,"entre las más competitivas y contribuirá a atraer nuevas compañías y a la recuperación del sector del transporte aéreo", tras el desplome sufrido como consecuencia de la pandemia, según ha señalado este martes el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El presidente de Aena, Maurici Lucena, ha destacado que las tarifas del gestor aeroportuario seguirán siendo las más competitivas en Europa y permitirán que las infraestructuras de la red sigan siendo las más eficientes de su entorno.

También ha dicho que DORA "da estabilidad y será el impulso necesario para garantizar una recuperación sostenible medioambientalmente y de calidad en el sector aéreo y en el turismo" y que su aprobación "facilita entrar en un periodo de certidumbre tras la covid-19".

El texto final del DORA II aprobado hoy por el Consejo de Ministros fue elaborado por la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) a partir de la propuesta de Aena y después de que se pronunciaran la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la Dirección General de Política Económica del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

El documento fue presentado también a los Comités de Coordinación Aeroportuaria, según ha informado hoy el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en un comunicado.

FALTA LA LETRA PEQUEÑA

La propuesta del gestor aeroportuario era de un aumento del 0,52 % anual hasta 2025 por costes sobrevenidos derivados de requerimientos normativos de seguridad (inspección de equipaje de mano y de bodega y control de fronteras de la UE), y del 3,29 % en 2026, lo que elevaba al 5,5 % el incremento que deberán asumir las aerolíneas en el conjunto del periodo.

Por el contrario, la CNMC consideraba en su informe no vinculante sobre el DORA II que las tarifas debían reducirse en un 0,44 % anual durante el periodo, lo que supone una rebaja del 2,2 % para el conjunto del quinquenio.

Lucena, pese a no poder analizar los detalles del documento, que se presentará mañana, ha afirmado que “el gran reto del sector para el próximo quinquenio será recuperar los niveles de tráfico aéreo previos a la pandemia y trabajar conjuntamente con las aerolíneas para alcanzar ese objetivo común”.

A la espera de que Transportes desvele la evolución exacta de las tarifas aeroportuarias prevista en el documento, su "congelación", de ser realmente un mantenimiento sin cambio alguno en los próximos cinco años, supondría una modificación a la baja la propuesta de Aena.

De ser una congelación real, esto supondría el segundo revés en un mes para el gestor de la red, después de que, la semana pasada, el Congreso le obligara por ley a rebajar los alquileres que cobra a las tiendas y los restaurantes en los aeropuertos, con una merma prevista en sus ingresos de 1.500 millones de euros hasta 2026.

Además de establecer las tarifas, el DORA es la herramienta que vertebra la actividad regulada de Aena en materia de capacidad, de calidad, de inversión y de eficiencia de los costes y también del comportamiento de las tarifas en los próximos cinco años.

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el DORA II es el marco regulatorio que va a aportar la estabilidad para todas la compañías aéreas y para los usuarios respecto a las infraestructuras aeroportuarias del país.

Sus objetivos para 2022-2026 son fundamentalmente tres: la recuperación del tráfico aéreo y gestión eficiente de la redes; la sostenibilibad medioambiental, que se incorpora como eje vertebrador de todas las actuaciones, y la innovación como pieza esencial para la eficiencia y la calidad de las prestaciones de los servicios.

INVERSIONES POR 2.250 MILLONES, SIN EL PRAT

Las inversiones reguladas previstas en el DORA II alcanzan 2.250 millones de euros directamente vinculados a la actividad aeronáutica, con una media de 450 millones al año, que van a permitir responder a todas las necesidades y superar las consecuencias que la pandemia ha provocado en el transporte aéreo.

El objetivo del Gobierno es "recuperar el pulso en el sector y dar una respuesta también lo más rápido posible", ha subrayado Rodríguez.

Ha quedado fuera el proyecto de ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat (por 1.700 millones) al no reunir suficiente consenso político, al que estaba prevista en el próximo quinquenio una partida de 120 millones, pese a los esfuerzos de última hora del PDeCAT, que consiguió ayer aprobar en el Congreso su propuesta para que el Gobierno siga negociando su inclusión en el documento.

Aunque el proyecto ha sido aparcado de momento, la cifra total de las inversiones no ha cambiado, ya que la partida de 120 millones prevista para él, se destinará a mejoras de la red de los aeropuertos de Aena en su conjunto y a la implantación de medidas de sostenibilidad medioambiental.

La Organización Empresarial de Logística y Transporte de España (UNO) ha valorado la inversión de 1.600 millones de euros destinada a la ampliación del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, que contempla el DORA, porque permitirá avanzar hacia el desarrollo de un gran nudo logístico mundial, al tiempo que ha lamentado que Cataluña haya rechazado la que estaba prevista para El Prat, pues supondrá un freno para el impulso de la riqueza y el empleo en el territorio.

Acerca de ProfesionalesHoy 39060 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy