La industria manufacturera china se contrae en septiembre, según el Gobierno

Shanghái (China), 30 sep (EFE).- La industria manufacturera de China sufrió en septiembre su primera contracción desde febrero de 2020, según los datos del Gobierno, mientras que la estadística extraoficial divulgada por el diario digital privado Caixin -de referencia para inversores- mostraba una mejora frente a agosto.

Habitualmente, los datos oficiales de la Oficina Nacional de Estadística (ONE) y los de Caixin, elaborados por la consultora británica IHS Markit, se divulgan mensualmente en días consecutivos, pero la cercanía de los festivos por el Día Nacional de China ha hecho que coincidan, mostrando dos imágenes diferentes sobre el sector.

El índice gerente de compras (PMI, indicador que mide la evolución del sector manufacturero) de la ONE cayó a los 49,6 puntos frente a los 50,1 de agosto, mientras que el de Caixin escaló desde los 49,2 hasta los 50.

En estos indicadores, una marca por encima del umbral de los 50 puntos supone crecimiento, y por debajo, contracción.

De hecho, los datos habrán sorprendido a los analistas, que esperaban que la ONE situase su PMI en unos 50,1 puntos y Caixin, en 49,5.

Sin embargo, el estadístico de la ONE Zhao Qinghe reconoció hoy que en septiembre sufrieron las "industrias de alto consumo de energía", en un momento en el que diversas partes de China -por ejemplo, en la provincia suroriental de Cantón, importante centro de producción- están afectadas por cortes de electricidad o medidas para racionarla.

La situación viene dada, en parte, por los altos precios del carbón, material con el que China genera su mayor parte de energía.

Zhao también cita precisamente otros factores como los altos precios de las materias primas para explicar la evolución del PMI en septiembre.

Los cinco subíndices con los que la ONE compone su PMI -producción, nuevos pedidos, inventario de materias primas, empleo y tiempo de entrega de los distribuidores- se situaron en el terreno de la contracción durante el mes.

Aparte del PMI manufacturero, la ONE también publicó hoy el indicador que elabora para medir los negocios no relacionados con la manufactura, que rebotó con fuerza desde los 47,5 puntos de agosto -cuando estuvo afectado por rebrotes del coronavirus- hasta los 53,2, con buen rendimiento de industrias como el transporte o la construcción.

CAIXIN ADVIERTE DE LOS PROBLEMAS DE SUMINISTRO

Por su parte, Caixin e IHS Markit afirman que la industria manufacturera se estabilizó en septiembre tras un "ligero deterioro" en agosto.

Según sus datos, la mejora vino dada por un repunte de las ventas totales del sector y una reducción más leve de la producción, aunque los retrasos en la cadena de suministro debidos a la aparente escasez de materias primas continuaron, lo que supuso aumentos en los precios de los insumos y de los productos producidos.

Pese a que la lectura de Caixin es algo más optimista que la de la ONE -algo que se podría deber, según la consultora Capital Economics, a que Caixin llevó a cabo sus encuestas antes de que comenzaran los cortes de energía-, no deja de ser la segunda peor marca de los últimos 17 meses.

Según Wang Zhe, economista del Caixin Insight Group, en septiembre avanzó la demanda nacional -no así la exterior, afectada por la pandemia y también por los problemas logísticos globales- en materia de bienes intermedios y de inversión, mientras que la de bienes de consumo siguió "débil", lo que "refleja la falta de poder adquisitivo de los consumidores".

El experto cree que, en los próximos meses, Pekín debería centrarse en "aliviar las presiones al suministro" y encontrar el equilibrio entre diferentes objetivos oficiales como promover el empleo, controlar los precios de las materias primas o cumplir con los planes de consumo de energía.

Acerca de ProfesionalesHoy 39051 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy