La china GWM, QEV y Silence optan a negociar la reindustrialización de Nissan

Barcelona, 1 oct (EFE).- El proyecto de la empresa china de automoción Great Wall Motor (GWM), el del hub que lidera la firma de movilidad sostenible QEV Technologies y el del fabricante de motos Silence han sido seleccionados para encarar la última fase del proceso de reindustrialización de las plantas de Nissan en Barcelona.

En un comunicado, la Comisión de Reindustrialización de Nissan, formada por el Gobierno, la Generalitat, la empresa y los sindicatos, ha informado de que ha decidido por consenso "iniciar una fase de negociación preferente con el fabricante de vehículos Great Wall Motor, y también con QEV Technologies y la empresa Silence".

Fuentes sindicales han aclarado a Efe que se ha optado por una "negociación preferente" con Great Wall Motor, mientras que QEV Technologies y Silence serían "proyectos complementarios".

Con esta decisión se abre una nueva etapa en la que se ha fijado como primer objetivo establecer este octubre las bases del marco de negociación, para que esté cerrada "a finales de mes".

El comunicado oficial no descarta de manera oficial otros proyectos porque "todos cumplen las expectativas de las partes y aseguran la opción de poder negociar el futuro de las plantas de Nissan en Barcelona y el empleo actual".

En cualquier caso, el proceso de reindustrialización toma un nuevo rumbo, a escasos tres meses de que la marca japonesa cierre definitivamente sus plantas en Barcelona, dejando sin trabajo a unos 2.500 trabajadores y en el aire varios miles más de la industria auxiliar, y la próxima reunión se prevé a principios de noviembre.

El proyecto del fabricante chino de eléctricos, que produce todocaminos (SUV) y camionetas, podría absorber toda la mano de obra actual de Nissan y llenaría la fábrica de Zona Franca, la de mayores dimensiones de la marca nipona, con hasta 100.000 coches al año.

Los sindicatos han apuntado que GWM se ha interesado inicialmente por Zona Franca y estudiará utilizar también la planta de Montcada i Reixac, por lo que dejaría sólo sin ocupar la de Sant Andreu de la Barca.

GWM, uno de los principales fabricantes chinos y uno de los primeros que ha decidido salir de su país para crecer, está buscando instalaciones para fabricar en Europa, donde tiene previsto comercializar algunos de sus modelos.

Otro de los candidatos que ha pasado la selección, QEV Technologies, asume el liderazgo de un "hub" de descarbonización, que integraría también a otras empresas como las suecas Inzile y Volta Trucks.

Este proyecto plantea la posibilidad de desarrollar y producir un coche eléctrico pequeño, orientado al uso privado, el coche compartido y el reparto de última milla, así como desarrollar plataformas de tracción eléctrica alimentadas con pilas de hidrógeno para vehículos grandes, entre otros productos.

Según QEV Technologies, el plan industrial asegura el futuro de las tres fábricas de Nissan, con un proyecto "integral y escalable", que empezaría con la producción de más de 100.000 vehículos al año antes del 2025, con la creación de más de 4.000 empleos directos y cerca de 10.000 puestos indirectos.

La tercera opción que queda sobre la mesa es la del fabricante de motos eléctricas Silence, con una inversión de unos 30 millones de euros.

Los comités de empresa de Nissan han reclamado, en un comunicado, que el proceso de negociación que se inicia ahora debe ser rápido y han instado a cerrar acuerdos definitivos a finales de octubre, al tiempo que advierten de que no darán por ganador ningún proyecto si no ofrece garantías de empleo y condiciones laborales.

Además, no descartan como opción de futuro abrir nuevas vías de negociación con las alternativas descartadas si las primeras no se ajustan a los objetivos.

Ha quedado fuera de esta selección final el proyecto de la belga Punch, que planteaba producir hasta 46.000 vehículos en las plantas de Nissan en 2025, y que preveía invertir hasta 650 millones de euros en el horizonte de 2027, para producir vehículos de hidrógeno reutilizando los modelos 'pick-up' y la furgoneta eNV200 de Nissan.

Fuera de la mesa quedó también hace un tiempo otro proyecto de un fabricante asiático, entre otros.

En nombre del Gobierno, el secretario general de Industria, Raül Blanco, ha asegurado en el comunicado que "se está trabajando de manera seria y consensuada dentro del calendario previsto", y ha añadido: "Hay proyectos industriales y opciones de futuro para las plantas de Nissan. Somos optimistas".

Por su parte, la directora general de Industria de la Generalitat, Natàlia Mas, ha asegurado que "hoy se inicia una nueva fase abriendo negociación preferente con GWM y buscando complementarlo con los proyectos de hub y Silence, sin descartar ninguno de los otros proyectos que hay encima de la mesa".

"Nissan está totalmente abierta a esa negociación con un único objetivo: conseguir la reindustrialización de las plantas de Nissan en Barcelona", ha señalado por su parte Frank Torres, responsable de las operaciones Industriales de Nissan en España.

Torres ha garantizado que Nissan "trabajará con el resto de miembros de la comisión durante las negociaciones con la mejor voluntad de llegar a un acuerdo".

Los sindicatos esperan que ahora se ponga sobre la mesa tanto las ayudas públicas disponibles como las condiciones salariales y de empleo de la plantilla, y exigen que no se plantee el 31 de diciembre como fecha límite para acabar los trabajos de la comisión.

Está por ver cuándo se podrá incorporar al nuevo proyecto la plantilla actual de Nissan y si tendrán que ir durante un tiempo al paro a la espera de que las empresas seleccionadas finalicen el proceso de adecuación de las instalaciones.

Nissan anunció el cierre de los centros catalanes en mayo de 2020 y la comisión para la reindustrialización se constituyó el 2 de septiembre con el objetivo de evaluar y seleccionar los proyectos con opciones de desarrollar una nueva actividad industrial.

Acerca de ProfesionalesHoy 39061 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy