La caída del consumo deja el avance del PIB en el 2 % en el tercer trimestre

Madrid, 29 oct (EFE).- La recaída del consumo de las familias lastró el crecimiento económico en el tercer trimestre del año que, no obstante, avanzó un 2 % en tasa trimestral, por encima del 1,1 % registrado en el segundo trimestre, gracias al buen comportamiento de la inversión y las exportaciones.

De esta forma, el producto interior bruto (PIB) aceleró su crecimiento durante el verano en línea con el paulatino levantamiento de las restricciones para contener la pandemia de la covid-19, tal y como refleja el avance publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este incremento, el segundo mayor en casi 50 años, podría verse modificado el próximo 23 de diciembre -tal y como sucedió con los datos del trimestre anterior- debido a que la mayoría de indicadores coyunturales recogidos son de julio y agosto, aunque se han añadido datos adelantados de septiembre, según advierte el INE.

El Gobierno lleva manteniendo durante varios meses su previsión de crecimiento económico para 2021 en el 6,5 %, si bien instituciones como Funcas la ha rebajado al 5,1 %, BBVA Research al 5,2 %, la AIReF al 5,5 %, y otras, como el Banco de España, han avisado de que la revisará "significativamente" a la baja.

El secretario de Estado de Economía, Gonzalo García Andrés, ha asegurado que este dato de PIB confirma que "la recuperación se ha acelerado", si bien advierte de que el cuarto trimestre "va a estar marcado por los cuellos de botella en la oferta, el alza de los precios energéticos y su efecto en la inflación".

Desde la oposición, el presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado que "la economía va mucho peor de lo que trata de engañarnos (Pedro) Sánchez" y ha urgido a aplicar "reformas estructurales" para bajar impuestos o flexibilizar el mercado laboral.

Para el director de Inversiones de ATL Capital, Ignacio Cantos, el dato del PIB, junto al de la inflación conocido ayer, hace necesario revisar las previsiones de crecimiento para 2021 y 2022.

"Casi es matemáticamente imposible cumplir las previsiones del Gobierno. Tendríamos que tener un cuatro trimestre prácticamente exponencial", ha dejado claro Cantos en declaraciones Efe, un extremo que también comparte el director de Coyuntura y Renta Variable de Funcas, Raymond Torres.

Para Torres, el dato del PIB avanzado por el INE, que ve posible que corrija en futuras publicaciones, arroja una caída del consumo privado que está vinculada a la inflación y que, calcula, podría estar restando 8.600 millones de poder adquisitivo a las familias y mermando su capacidad de compra.

En el desglose de los datos, la demanda nacional (consumo e inversión) sumó solo 0,2 puntos al avance trimestral del PIB, debido a la caída del 0,5 % del consumo de los hogares, que el trimestre anterior crecía un 4,7 %.

Esta caída del consumo privado respondería a la elevada inflación y a la activación del ahorro por precaución, según la CEOE, que advierte de que con este crecimiento, menor de lo esperado, no se logrará la previsión del Gobierno y se retrasará a 2023 la vuelta a los niveles precrisis.

Pese al comportamiento del consumo, la inversión repuntó y creció un 2 %, gracias al alza de la dirigida a bienes de equipo y maquinaria (3,6 %).

Mientras, la demanda externa aportó 1,8 puntos al crecimiento del PIB porque las exportaciones se dispararon un 6,4 %, mientras que las importaciones moderaron su crecimiento al 0,7 %.

El empleo de la economía, medido en horas trabajadas, aumentó un 0,3 % respecto al trimestre anterior, tasa que fue más elevada en el caso de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (4 %), debido a la caída de las horas trabajadas y de la jornada media.

EL PIB SUBE UN 2,7 % EN TASA INTERANUAL

En comparación con un año antes, el PIB aumentó un 2,7 %, una tasa que contrasta con el 19,8 % del segundo trimestre, debido al efecto comparación con un segundo trimestre de 2020 con la economía afectada de lleno por el estallido de la pandemia.

En esta comparativa interanual, la demanda nacional aportó 1,5 puntos al crecimiento económico, debido a una moderación tanto del consumo privado como de la inversión, mientras que la demanda externa sumó 1,2 puntos.

Respecto a hace un año, el empleo creció un 6,2 %, lo que supone un incremento de 1,07 millones de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año, mientras que las horas trabajadas aumentaron un 3,3 %.

Desde el lado de la oferta, solo los servicios (10 %) y la industria (0,4 %) siguieron creciendo en tasa interanual, aunque a tasas mucho más moderadas que el trimestre precedente, mientras que decrecieron la agricultura (10 %) y la construcción (8,2 %).

El deflactor implícito del PIB, indicador que mide el comportamiento de la inflación, aumentó el 1,5 %, cuatro décimas por encima del trimestre anterior.

Acerca de ProfesionalesHoy 39639 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy