Macron deja en suspenso medidas de represalia contra pescadores británicos

París, 1 nov (EFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, decidió hoy dejar en suspenso las medidas de represalia contra los británicos por el conflicto pesquero, que debían entrar en vigor esta medianoche, a la espera de que continúen las negociaciones mañana, martes.

"No vamos a imponer sanciones mientras negociamos", dijo a la prensa el presidente francés, que se encuentra en Glasgow participando en la cumbre del COP26, tras asegurar que las discusiones seguirán este martes.

París amenazaba con imponer a partir de esta medianoche medidas contra los británicos, como la prohibición de recalar en puertos franceses o la imposición de mayores controles aduaneros, para protestar por la falta de licencias para que los pesqueros franceses puedan faenar en aguas británicas.

"Deseo que podamos encontrar una salida favorable. Las próximas horas son importantes. Me temo que ha habido varios encontronazos y algunos excesos en los comentarios que he leído. Hay que saber guardar la razón sin perder la exigencia por la defensa de nuestros intereses", dijo Macron en declaraciones recogidas por la emisora France Info.

Las negociaciones para tratar de poner fin a la escalada de tensión del conflicto pesquero entre Francia y el Reino Unido se alargaron hoy durante varias horas, tras arrancar a las 14.00 hora local (13.00 GMT) con miembros de los ministerios de Pesca de París y Londres así como otros técnicos comunitarios.

"He entendido que los británicos van a venir mañana con otras propuestas", añadió Macron desde Glasgow, donde hoy se dejó ver públicamente intercambiando algunos comentarios y sonrisas con su homólogo inglés, Boris Johnson.

Ayer, domingo, el presidente francés defendió desde la cumbre del G20, en Roma, que en este conflicto "la pelota" se encontraba en el tejado de los británicos, al tiempo que Londres instaba a los franceses a cesar las amenazas.

En concreto, el Gobierno francés se queja de que desde hace diez meses una gran mayoría de las licencias pedidas por pescadores franceses para pescar en aguas inglesas no habían recibido respuesta.

“Cuando falta un número tan significativo de licencias de un solo país no se trata de un problema técnico, es una decisión política y una ruptura del Tratado de Comercio y Cooperación”, criticó este domingo el secretario francés de Exteriores, Clement Beaune.

El Ejecutivo prometía iniciar desde este martes una escalada de medidas como un mayor control de aduanas de mercancía y personas en la frontera, pero también vetar el acceso de los barcos pesqueros a los puertos franceses y limitar las importaciones de pescado británico.

Acerca de ProfesionalesHoy 39513 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy