El rey aboga por caminos que garanticen una recuperación sólida y sostenible

Córdoba, 4 nov (EFE).- El rey Felipe VI ha abogado este jueves por “trabajar juntos, sin duda, para encontrar los caminos más oportunos y adecuados que nos permitan abordar los nuevos retos a los que nos enfrentamos y que nos garanticen una recuperación sólida y sostenible”.

El monarca, que ha clausurado en Córdoba el XX Congreso de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), celebrado hoy bajo el lema "Nuevos tiempos, nuevas oportunidades", ha puesto de manifiesto que “el entorno nacional e internacional ha cambiado tras la pandemia, dando lugar a desajustes y dificultades en la economía, también a magníficas oportunidades”.

En su intervención, el rey destacó que “todas las variables indican que, tras veinte meses muy duros, se van despejando los horizontes y, sin duda también, de la economía española”.

Una “progresiva recuperación de la normalidad” de la economía que achacó, entre otros factores, “sobre todo y en primer lugar, a la vacunación de la población”, que calificó como “una historia de éxito, sin duda, en el contexto europeo y mundial”.

“Esta situación permite que se reduzca el impacto económico de la pandemia al comenzar a reactivarse la movilidad y a recuperarse el consumo, la inversión, el turismo, lo que sin duda refleja un éxito colectivo y una nueva demostración de la capacidad de nuestro sistema público de salud, de nuestro sistema sanitario, y de la responsabilidad y solidaridad del conjunto de la ciudadanía española”, afirmó.

Ello, enfatizó Felipe VI, “desde el punto de vista del funcionamiento de las instituciones y también del funcionamiento de la sociedad, de las empresas, de los sectores esenciales y de tantas y tantas personas y empresas como aquí representáis que en momentos de dificultad supieron cómo arrimar el hombro y hacerlo de manera efectiva”.

En opinión del monarca, “a la complejidad de la situación actual, con cambios geopolíticos, transformaciones tecnológicas y aumento de las interdependencias, cabe sumar dos transiciones sistémicas e imparables que se están produciendo, como la cada vez mayor concienciación medioambiental -acabamos de ver lo que ha supuesto la COP26- y también la digitalización, el proceso imparable y exigente que afecta tanto al sector privado como al sector público y al funcionamiento de la sociedad”.

En todo caso, se trata, señaló, de “transformaciones a las que aludía las que justifican evidentemente vuestro objetivo de recuperar pronto aquellas capacidades que se hayan podido ver mermadas, de configurar pronto un futuro más competitivo y de que queráis aprovechar las oportunidades que en estos momentos parecen atisbarse como más cercanas”.

El rey, que recordó en sus palabras que participó hace dos décadas en el primer congreso de CEDE, señaló que esas oportunidades “son cercanas y también se ven como más factibles si se piensa en que, a pesar de la crisis de estos meses atrás, es manifiesta la mejora de nuestro tejido empresarial, que ha mostrado muy buenos niveles de adaptación”.

A su juicio, “todo lo que está sucediendo condiciona, sin duda, las oportunidades que surgen y cómo aprovecharlas en esta redefinida globalización con alcance en diferentes ámbitos de nuestra vida”.

Hablándoles a los directivos y ejecutivos reunidos en el Palacio de Congresos de Córdoba, aseveró que era precisa su experiencia y su capacidad de anticipación, “que detectéis y localicéis dónde están las nuevas oportunidades y cómo aprovecharlas”, concretó, “porque es lo que precisamente exigen estos tiempos”.

“Dirigirme a vosotros y hablaros de nuevas oportunidades -ha dicho- no es sino recordaros lo que ya hacéis a diario cuando dirigís vuestras organizaciones”, ya que “estáis muy acostumbrados a trabajar en contextos de incertidumbre y de complejidad, dando ejemplo de dedicación y visión de futuro, con lo que contribuís a estimular la motivación y el esfuerzo de todos”.

También les animó a “innovar e incorporar aquellos criterios y reglas novedosas que actualicen las maneras con las que afrontar las nuevas circunstancias que presentan los mercados de hoy y del mañana”, ya que, según precisó el rey, “los nuevos tiempos, las nuevas oportunidades, no tienen por qué cambiar, sin embargo, las claves de las responsabilidades directivas, ni obligan a limitarlas siguiendo pautas y modelos del pasado”.

Acerca de ProfesionalesHoy 39596 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy