El PSOE se compromete a «derogar los aspectos lesivos» de la reforma laboral

Madrid, 8 nov (EFE).- El PSOE se ha comprometido por escrito en las resoluciones ya publicadas de su 40 Congreso Federal a acometer "la derogación urgente de los aspectos más lesivos de las reformas laborales del PP", puntualizando así lo acordado sobre este asunto con Unidas Podemos para formar el Gobierno de coalición.

Las resoluciones publicadas recientemente corresponden a lo acordado en el 40 Congreso Federal del PSOE, celebrado los días 15, 16 y 17 de octubre en Valencia, antes de la crisis surgida en el Gobierno de coalición a cuenta de la reforma laboral, en el que el uso del término derogación ha sido uno de los temas de discusión.

En el propio Congreso Federal, el presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, se comprometió a poner "punto y final" a la reforma laboral, sin mencionar la palabra derogación, que sí fue incluida en el pacto de investidura entre el PSOE y Unidas Podemos.

Este pacto no especificaba si la derogación iba a ser completa, pero enumeraba con claridad prioridades, como la recuperación de la vigencia de los convenios caducados (ultraactividad) o la vuelta a la prioridad del convenio sectorial sobre el de empresa.

La formación morada ha insistido en usar el término derogación, pero el PSOE casi siempre lo ha evitado o ha hecho alusión a derogar los aspectos "más lesivos" de la reforma laboral aprobada en 2012 por el Gobierno del PP, como finalmente contempla en la versión definitiva de las resoluciones de su 40 Congreso Federal, pero que no estaba recogido expresamente en el texto original.

"Los socialistas apostamos por abordar una revisión profunda de nuestro marco laboral, que incluya la derogación urgente de los aspectos más lesivos de las reformas laborales del PP, que recupere los derechos laborales arrebatados a las personas trabajadoras por estas normas", señala textualmente ahora el PSOE en sus resoluciones.

El martes 2 de noviembre, tras la reunión entre Sánchez; la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño; y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el Gobierno dijo en un comunicado que "está comprometido con la derogación de la reforma laboral de 2012".

Sin embargo, Díaz hizo después una puntualización al respecto al explicar que iban a "derogar unas partes" y a "transformar otras", en línea con lo defendido por el PSOE.

En las resoluciones del 40 Congreso Federal, el PSOE se fija como objetivo "acabar con la precariedad, acabar con la discriminación entre hombres y mujeres, mejorar los salarios, reducir el desempleo de larga duración y el paro juvenil, y mejorar la cualificación del capital humano".

En materia de negociación colectiva, insta a "respetar la autonomía colectiva de las organizaciones empresariales y sindicales" y "preservar la fuerza vinculante de los convenios", para así "acabar con el poder unilateral que la reforma del PP entregó a la empresa en la fijación, por ejemplo, de los salarios".

Opina también el PSOE que "el fin de la ultractividad de los convenios sin límites, introducido en esa misma reforma, tiene que ser revisado, estableciendo procedimientos que incentiven la negociación y permitan la adaptación de las empresas, especialmente en contextos de crisis".

Por otro lado, los socialistas plantean en las resoluciones dar prioridad a medidas como los ERTE y la reducción de la jornada frente a los despidos, y defiende que la contratación indefinida "sea la forma ordinaria de acceso al empleo y de permanencia en el mismo".

Acerca de ProfesionalesHoy 39639 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy