Latam presenta un plan de 8.190 millones de dólares para salir de la quiebra

Santiago de Chile, 26 nov (EFE).- La aerolínea Latam presentó este viernes a una Corte de Nueva York un plan de reestructuración en el que propone la inyección de 8.190 millones de dólares al grupo para salir del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, al que la compañía se acogió el año pasado azotada por la pandemia.

La empresa dará entrada a esos fondos mediante una combinación de un aumento de capital, bonos convertibles y deuda, según detalló en un comunicado difundido en las primeras horas de este sábado, después presentar el plan en el tiempo límite marcado por la Corte, que expiró este viernes 26 de noviembre.

Con esta inyección de capital, Latam y sus filiales en Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Estados Unidos esperan salir del Capítulo 11 con la apropiada capitalización para ejecutar su plan de negocios y asegurar su sostenibilidad a largo plazo

Tras salir del proceso, la aerolínea aspira a tener una deuda total de aproximadamente 7.260 millones de dólares y una liquidez de aproximadamente 2.670 millones de dólares.

El grupo determinó que se trata de un nivel de endeudamiento conservador y de una liquidez adecuada en un periodo de incertidumbre continua para la aviación mundial, y que dejará una mejor posición para futuras operaciones.

Se espera que la audiencia para determinar si la empresa puede proceder con el plan se celebre en enero de 2022. En caso de aprobarse, se iniciaría el proceso hasta que en una nueva audiencia, que Latam solicitó que se celebre en marzo 2022, la Corte evalúe el plan de ejecución.

"Enfrentamos la mayor crisis del sector de la aviación, en la que prácticamente se paralizó la industria. Aunque nuestro proceso aún no ha terminado, hemos alcanzado un hito fundamental en el camino hacia un futuro financiero más sólido", señaló el CEO de Latam, Roberto Alvo, según consignó el comunicado.

EL DETALLE DEL PLAN

Latam tiene la intención de lanzar una oferta de 800 millones de dólares en derechos preferentes mediante la emisión de acciones ordinarias, que se abrirá a todos los accionistas de la compañía de acuerdo con sus derechos preferentes.

También emitirá tres clases distintas de bonos convertibles, los cuales serán ofrecidos preferentemente a los accionistas de Latam. Dos clases de estos bonos se entregará en consideración de una nueva contribución de dinero por un importe total de 4.640 millones de dólares.

Finalmente, Latam conseguirá 500 millones de dólares en una nueva línea de crédito comprometida conocida como Revolving Credit Facility (RCF) y aproximadamente 2.250 millones de dólares en financiamiento a través de nuevos recursos de deuda, ya sea mediante un nuevo préstamo a plazo o nuevos bonos.

El grupo también tiene la intención de utilizar el proceso de Capítulo 11 para refinanciar o modificar los contratos de arrendamiento previos al proceso, la línea de crédito comprometida RCF y la línea de motores de repuesto.

Tras el golpe económico que le asestó la pandemia, Latam -que cotiza en la Bolsa de Nueva York y en la de Santiago- se acogió de forma voluntaria en mayo de 2020 a la ley de Quiebras de Estados Unidos, una fórmula judicial que permite a una empresa que no puede pagar sus deudas reestructurarse sin la presión de los acreedores.

Antes de la pandemia, Latam volaba a 145 destinos en 26 países y operaba aproximadamente 1.400 vuelos diarios, transportando a más de 74 millones de pasajeros anuales.

Con la pandemia, la compañía, nacida en 2012 de la fusión entre la chilena Lan y la brasileña Tam, redujo su operación hasta en un 95 % y concluyó el 2020 con una caída de sus ingresos operacionales del 58,4 %.

Durante el tercer trimestre de este año registró una pérdida neta de 691,9 millones de dólares y unos ingresos de 1.314 millones de dólares, lo que representa un 50,7 % menos que lo conseguido en igual lapso de 2019, antes de emergencia sanitaria.

El dato de ingresos, sin embargo, supone una mejora del 47,8 % en comparación al segundo trimestre de 2021 y del 156,1 % frente a 2020, año que la compañía concluyó con una pérdida neta de 4.545,9 millones de dólares.

El pasado septiembre, en el marco de sus negociaciones con los bonistas y acreedores, la compañía proyectó la recuperación de su rentabilidad a niveles previos a la emergencia sanitaria para 2024, con aumento del resultado operacional del 78 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 40109 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy